El Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio presentó el Plan Nacional para el Desarrollo de la Caficultura en Nicaragua, resaltando que la estrategia de gobierno está encaminada a seguir produciendo con mayor calidad, agregar valor y lograr más mercados internacionales, pasos que generarán mayores ingresos a las familias y la economía del país.

La presentación se realizó en San Isidro, Matagalpa, una zona altamente cafetalera en Nicaragua.

El compañero Edward Centeno, titular del Ministerio Agropecuario, detalló que el plan reúne la promoción, renovación, mantenimiento de cafetales y sobre todo lograr grandes transformaciones a través del conocimiento.

“El año cafetero, al 30 de septiembre del 2019, exportamos 3 millones 365 mil quintales. La producción nacional es de 3.3 millones de quintales. En este momento en producción hay 200 mil manzanas y en los últimos trece años Sandinista pasamos de 3 a 4 quintales por manzana a tener 18 quintales de manzanas”, aseveró Centeno.

Agregó que 460 millones de dólares fue el aporte de la caficultura nicaragüense a la economía durante el 2019.

La estrategia es seguir transformando la caficultura para que haya más ingresos a la familia, al país y más mercados internacionales consumiendo el delicioso café nicaragüense.

“Cuando hablamos de la caficultura vemos que está garantizado el futuro de la economía a través del café. Se desarrollan acciones que nos permiten buscar alternativas en los mercados internacionales para que los productores puedan tener acceso a esos mercados y tener mejores ingresos”, aseguró.

Centeno también explicó que el modelo de gobierno prioriza al pequeño productor y su familia.

Nuestro modelo de aprender, emprender y prosperar incorpora a los pequeños productores y a la agricultura familiar. El café nicaragüense tiene una alta calidad que ha sido reconocido en los mercados exigentes. Es resultado de un trabajo con mucho amor”, dijo.

En Nicaragua le damos una gran importancia al café bajo sombra. Con esto promovemos la venta del café con calidad pero también ambientalmente sostenible. Ese es un valor agregado a nuestro café a nivel internacional”, afirmó Centeno, quien además dijo que esa apertura es parte de la lógica de trabajo del gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Resaltó que se trabaja en la investigación, validación de tecnologías y variedades de café que permiten llevar a los productores nuevas alternativas ante el cambio climático.