En vísperas de celebrar el Día del Amor y la Amistad, 1 mil presos y presas que cumplían condena hasta el día de hoy jueves 13 de febrero, recibieron el beneficio legal de convivencia familiar.

Gracias al beneficio estos hombres y mujeres pasarán esta fecha en compañía de sus familias y seres queridos.

La ministra de Gobernación, compañera María Amelia Coronel, refirió que se encuentran convencidos de que los que hoy recuperan la libertad sabrán aprovecharla.

Del mismo modo, la alcaldesa de Managua señaló que todos merecen una segunda oportunidad.

Refirió que el Gobierno sandinista tiene una alta sensibilidad, principalmente en temas sociales como este.

Es por eso que este lugar, si bien es cierto están aquí y no pueden salir, tienen la oportunidad de prepararse y estudiar. Aprovechar esos momentos, esos años acá y graduarse”, refirió.

Ejemplo claro de esa posibilidad es la exreclusa Katia Reyes, que sale a la sociedad convertida en toda una licenciada en agronegocios.

Me siento bien porque después de 8 años y 2 meses que estuve privada de libertad voy a regresar con mi familia. Me siento agradecida con Dios, con nuestro presidente Daniel Ortega, nuestra Compañera (Rosario Murillo) por darme la oportunidad de regresar con mi familia”, manifestó.

El mejor regalo que pudo recibir Inocenta Maritza Téllez, fue el de poder reencontrarse con su hijo Julio César. “Contentísima estoy, gracias a Dios le doy porque ya voy con mi hijo. Lloro de alegría y gracias al presidente y a la vicepresidenta Rosario”, comentó mostrándose aún conmovida.