Ante un poco más de 59 mil espectadores que llegaron al imponente estadio King Abdullah Sports City, de la ciudad de Yeda, Arabia Saudita y millones en todo el mundo que lo vieron por televisión, el Real Madrid sumó un trofeo más a sus vitrinas.

En la primera edición de la Supercopa de España bajo un nuevo modelo, los Merengues derrotaron, por penales 4x1 al Atlético de Madrid.

LEA TAMBIÉN: Luchador mexicano La Parka muere a los 54 años

Se jugaron 120 minutos y el marcador reflejó un amargo empate a 0. No cayó el gol, en unas ocasiones por oportunas intervenciones de Oblak y Courtois, en otras porque al Real le sigue faltando un goleador nato.

Durante el tiempo reglamentario, el dominio del balón fue de los dirigidos por Zidane, mientras los de Simeone jugaban al contragolpe, e incluso parecía que el balón les quemaba. Sin él, lo hacían muy bien. Se defendían de manera excelente, taparon los espacios y presionaron al rival, pero con él, parecían no saber qué hacer.

Algo que cambio notablemente en los tiempos extras, donde los del “Cholo” llegaron con mucho peligro a la cabaña del arquero belga, tanto así, que en las postrimerías del partido (114 minutos), un veloz contragolpe del Atlético, puso a Álvaro Morata encarrerado frente a Courtois, lo que obligó al mejor blanco del partido, Federico Valverde, cometer una falta que el árbitro no tuvo ninguna duda en mostrarle tarjeta roja. Con esa jugada el uruguayo salvó a su equipo y se convirtió, por el resultado final, en héroe de la Final.

PUEDE INTERESARLE:  Leones toman ventaja en la Final de la LBPN

Ya en los penales, la figura del arquero belga del Real Madrid se agigantó. La tanda la inició Carvajal anotando de manera muy segura, posteriormente Saúl (el primer tirador del Atlético) lo falló al estrellar el balón en la base del poste derecho del portero madridista. El segundo tirador de los Merengues fue Rodrygo y el chavalo brasileño con un zapatazo soberbio amplió la ventaja para su equipo. Courtois le detuvo magistralmente el tiro a Thomas. Modric amplió la ventaja de los blancos. Trippier anotó el único penal colchonero, para dejar la definición y el Título en la pierna derecha del Capitán Merengue: Sergio Ramos, anotó con una frialdad digna de su nivel.

Así se escribió la historia de esta Final de una Supercopa marcada por los millones. Los 4 participantes se llevaron buen dinero a sus bolsillos: Valencia, 11.4 millones de euros; Barcelona 15.7 millones, Atlético de Madrid 16 millones y el Real Madrid, 18.8 millones.