La vicepresidenta compañera Rosario Murillo agradeció al Nuncio Apostólico, a los representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y a las autoridades nacionales que este lunes acompañaron el reintegro a sus hogares, bajo el régimen especial de convivencia familiar, de 91 personas que estaban encarceladas.

"Esto fue un acto realizado esta mañana con la presencia, que agradecemos profundamente, del señor Nuncio Apostólico, representante de Su Santidad el Papa Francisco, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, siempre, siempre, con el corazón dispuesto a contribuir al entendimiento, a la armonía, a la convivencia respetuosa, razonable y a la paz en nuestro país y agradecemos profundamente a su santidad el papa Francisco, por haber delegado a Monseñor Waldemar su representante en nuestro país para este importante acto de reconciliación nacional. Y también al Comité Internacional de la Cruz Roja en Nicaragua que también ha emitido un comunicado que está circulando en redes, está circulando también en medios de comunicación, los presentes delegado especial de la señora Laura que es la representante en Nicaragua (...) y otro hermano del CICR en Nicaragua. Y también la procuradora y subprocurador de derechos humanos de la República de Nicaragua, hermana Darling Carolina Ríos Munguía y Adolfo José Jarquín León. Todos certificaron este acto especial que se realizó en Tipitapa, donde 47 personas, 46 varones y una mujer fueron trasladados a sus hogares. 16 personas, 10 varones y 6 mujeres, que estaban en la Dirección de Auxilio Judicial, 9 en Matagalpa, 8 en Granada, 4 en Chinandega, 4 en Juigalpa y 3 en Estelí", dijo la compañera Rosario Murillo.

"Hemos visto los videos, las tomas, las fotografías de lo que estos hermanos han certificado ya lo correcto de este acto formal que se realizó haciendo efectiva la voluntad y el compromiso del gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional con la tranquilidad familiar y la seguridad que nuestro país y nuestro pueblo merecen. (Estamos) contentos de este nuevo aporte a la reconciliación. Nosotros somos serios en nuestros compromisos. Sabemos que todo este proceso que estamos viviendo de encuentro, de entendimiento, de reconciliación nacional, abona efectivamente a la paz y el bien común en nuestra Nicaragua", agregó.

La vicepresidenta compañera Rosario destacó el comunicado emitido por el CICR.

"Aquí está el comunicado que hizo circular el CICR, donde expresa que participó esta madrugada, junto al Ministerio de Gobernación, al señor Nuncio Apostólico, es la CICR con sus representantes observando el proceso, entrevistándose con personas directamente para las que se encontraban en Managua o a distancia para las que se encontraban en lugares fuera de la capital. Y luego explica todo el trabajo que realiza el CICR como organización imparcial, neutral e independiente que tiene citamos textualmente: la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las personas afectadas por las consecuencias de situaciones de violencia así como prestarles asistencia. El CICR trabaja para prevenir y aliviar el sufrimiento humano, el respeto a la vida y a la dignidad de las personas en todo momento y circunstancia", leyó.

Finalmente, dijo que "reiteramos nuestro profundo agradecimiento al señor nuncio, a Su Santidad, por supuesto, el papa Francisco en primer lugar, al señor Nuncio, al CICR, a todas también reconocer la eficiencia, la eficacia de las autoridades del Ministerio de Gobernación, de nuestra Policía Nacional y felicitarnos todos de este nuevo momento, este nuevo momento que vivimos que procura, procura pero además muestra el compromiso de este gobierno de todos de avanzar alrededor de la convivencia armoniosa, familiar, comunitaria, reconciliación, encuentro y bien común".