El Ministerio de Salud de Nicaragua y la embajada de China‑Taiwán inauguraron la remodelación de la casa materna Margarita Calderón, ubicada en el municipio Niquinohomo.

En esta casa materna se albergan diez mujeres que provienen de las comunidades más alejadas del municipio.

Se trata de mujeres de escasos recursos económicos, quienes en estas casas maternas son atendidas todos los días durante su embarazo.

La remodelación incluye cielorraso, piso, baños, sistema eléctrico y la instalación de una clínica que es atendida por el centro de salud Augusto C. Sandino.

En nombre del gobierno y del embajador de Taiwán en Nicaragua, Irma Chen, ministra consejera de la embajada, expresó que seguirán aportando al proyecto del Gobierno sandinista.

"Me siento sumamente complacida al poder acompañarlos en la inauguración de la casa materna. Durante los últimos dos meses y medios hemos recorrido diferentes ciudades para inaugurar puestos de salud y casas maternas, lugares muy alejados como Pancasán o Terrabona", dijo Irma.

"Este lindo proyecto de su gobierno nicaragüense es para dar beneficio directo a las personas más necesitadas. Este proyecto tiene dos etapas, en la primera etapa hemos aportado un fondo de 150 mil dólares para once puestos de salud y casas maternas y en la segunda etapa un fondo de 200 mil dólares para casas maternas", detalló la consejera de la embajada de China‑Taiwán.

El Alcalde de Niquinohomo, Elvis Tapia, expresó que Taiwán ha apoyado significativamente al municipio al invertir en la remodelación de la casa materna, que es un área muy sensible.

"El pueblo de Taiwán nos ha venido apoyando enormemente y no sólo en Niquinohomo sino en toda Nicaragua apoya para dar prosperidad a las familias nicaragüenses", dijo.

"Nicaragua es un país lleno de amor, paz y tranquilidad y el gobierno encabezado por el presidente Daniel Ortega ha venido haciendo estos enlaces de amistad para el bienestar del país", afirmó.

Marielos Boedecker, encargada de cooperación externa del Ministerio de Salud, resaltó que "esta es la segunda casa materna en el departamento de Masaya y es parte de la segunda etapa del proyecto que incluye puestos de salud. Continuamos llevando el derecho a la salud a todos los nicaragüenses. Queremos darles mejores condiciones a nuestras madres que sus hijos son el futuro de Niquinohomo".

La joven Amanda Miguel Quiroz, expresó que será la primera vez que gozará de la atención en las casas maternas.

"Me siento feliz porque este es un progreso en nuestro municipio. Las casas maternas nos ayudan a prevenir algún problema. Agradecemos al gobierno porque de preocupara para que nuestros bebés nazcan bien", dijo.

También estuvieron presentes el compañero David Chavarría, secretario Político de Masaya; Silvio Navarro, director del Silais Masaya y Jacarandá Fernández, de Fetsalud.