Los dirigidos por Tite volvieron a la senda del triunfo, después de 5 partidos sin ganar (empates ante Colombia, Senegal y Nigeria y derrotas contra Perú y Argentina).

En un partido soso realizado en el estadio Mohammed bin Zayed de Abu Dhabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, Brasil goleó 3x0 a Corea del Sur con anotaciones de Lucas Paquetá a los 9 minutos, Philippe Coutinho al 36 y Danilo da Silva a los 60 minutos de juego.

La canarinha dominó por completo las acciones y ante la ausencia de Neymar Jr. que se recupera de una lesión y el descanso de Casemiro, el jugador del Bayer de Múnich, Philippe Coutinho fue la gran referencia del conjunto brasileño.