El origen de los trajes folklóricos provienen de las diversas celebraciones populares de tiempos pasados y algunas más recientes, estos trajes se utilizan para engalanar la danza a los ritmos de las canciones relativas al festejo.

En la mayoría de bailes existen diferentes tipos de trajes; entre ellos tenemos el baile del Zopilote originario de Masaya, Diriá y Diriomo, es una representación muy antigua y actualmente se interpreta solo en producciones profesionales, detalla la muerte y entierro del “zopilote”.

En este tipo de danza siempre se usa un disfraz negro con una máscara de zopilote y las mujeres visten un traje folklórico tradicional anaranjado con un rebozo negro decorando el peinado.

Un baile muy reconocido en la ciudad de Masaya es el de “Las Inditas” al son de marimbas, resalta la labor de la mujer de pueblo con movimientos suaves y coquetos, para interpretar esta danza se usa un traje tradicional completamente blanco complementado con un rebozo rojo, trenzas, flores en la cabeza y un canasto.

El traje de trencillas es utilizado para representar el trabajo de las mujeres mestizas, debe ser blanco decorado con trencillas de colores, para adornar el traje también se utilizan trenzas, flores en la cabeza y aretes, se baila en cualquier son de marimba y no se usa para una canción en particular.

Al compás de la canción el “Mate Amargo” en la zona del Pacífico se viste con el traje de mestizaje, donde la dama usa una falda colorida y lentejuelas pegadas al cuerpo que también se conoce como “Traje de India Lujosa”, acompañado de un sombrero coronado con arreglos y un abanico de plumas.

El caballero usa una camisa blanca con una capa oscura decorada con lentejuelas, sombrero con el ala doblada al frente y una flor roja con varias tiras de colores cayendo hacia atrás, el pantaloncillo debe ser embobado, medias blancas y zapatillas.

 En la zona del Norte bailan cualquier canción de mazurca, polka o vals montañoso con un traje norteño campesino que representa al hombre y la mujer trabajadora de esa región.

En la vestimenta de la dama se usa una falda tallada al cuerpo con un pañuelo de punta en la cintura, cotona de manga larga, pañuelo en la cabeza, aretes y una olla de barro negro en los brazos, el varón viste con un pantalón largo color blanco, cotona blanca u otro color claro, pañuelo al cuello, sombrero norteño y una jícara para el agua.

Los agüizotes se bailan con toda variedad de música de chicheros que se celebra el último viernes de octubre, en la cuna del folklore Masaya, estos trajes representan una gran variedad de disfraces destacando las leyendas de la mitología folklórica nicaragüense como la llorona, el padre sin cabeza y la cegua.

Muchos bailes y trajes folklóricos nacieron en todo el territorio del país siendo una muestra de las costumbres y tradiciones regionales de una Nicaragua alegre y bendita, por ello el buen Gobierno sandinista promueve y fomenta desde la niñez el Folklore desde los distintos colegios del país, para rescatar así el legado que han dejado nuestros antepasados.