En el lago de Nicaragua, llamado por los conquistadores Españoles "el mar de agua dulce", isla de 276 kilómetros cuadrados que alberga a dos majestuosos volcanes unidos por un corto istmo, y es actualmente uno de los destinos naturales preferido por turistas nacionales y extranjeros.

Desde siempre la isla ha representado un destino paradisíaco. Es habitada por personas amables y sonrientes enamoradas de su tierra, dedicadas sobre todo a la pesca y a la producción agrícola de gran calidad que provee el fértil suelo isleño.

En la actualidad los Ometepinos se han dedicado a la atención de turistas, esto ya que gracias a la madre naturaleza cuenta con una gran riqueza en playas, con la disposición de acoger a los visitantes del mundo entero que deseen visitar este paraíso.

Una parada obligatoria en el camino, es el Mirador "Los Volcanes", un sitio con una vista impresionante hacia el lago de Nicaragua, el volcán Concepción y el volcán Madera, se ubica del Río buen suceso 700 metros al sur, carretera hacia Santo domingo.

Su amplia oferta turística los convierte en un atractivo importante para visitar. Este emprendimiento familiar les espera con los brazos abiertos, además de contar con dos meses desde su apertura este bello lugar es totalmente gratis.

Además, podes conocer la Isla a caballo, darse un relajante baño en Ojo de Agua o recorrer Ometepe en motocicleta y su riquísima oferta gastronómica le devolverá las energías para continuar explorando esta bella Isla volcánica.