A un año de su muerte se rindió homenaje en Jinotepe al teniente Gabriel de Jesús Vado Ruiz, quien fue asesinado por el terrorismo golpista en el municipio de Masaya.

Mariano Madrigal, alcalde de Jinotepe, dijo que hace un año se desgarró el corazón de todos los nicaragüenses, al enterarnos de que el oficial había sido víctima de la mayor expresión de odio y brutalidad a manos de delincuentes que se encontraban en los tranques de Masaya.

Madrigal recordó que Vado fue torturado, secuestrado e incinerado vivo, la mayor brutalidad vista por quienes no tienen la razón y utilizaron el crimen para imponer sus ideas.

En el homenaje participaron la jefatura departamental de la Policía Nacional, oficiales, militancia sandinista y población en general, quienes dieron sus muestras de solidaridad y compromiso con la familia del teniente Gabriel de Jesús Vado Ruiz.

Las autoridades rindieron homenaje al oficial de la Policía Nacional caído con una caminata que inició en la casa donde habitaba Vado y culminó en el cementerio municipal en Jinotepe, donde depositaron ofrendas florales en la tumba donde descansan sus restos.