El día de ayer la red social, anunció la inclusión de los comentarios de "odio" contra los sentimientos religiosos a su lista de contenidos prohibidos.

Los responsables de la red social explicaron que, tras varios meses de debate con los usuarios, se decidió incluir en la lista a aquellos contenidos que posean lenguaje que deshumanice a otros con base en su religión.

La empresa explicó que el tuit deberá ser eliminado, pero no se suspenderá la cuenta del usuario que lo emitió al haber ocurrido antes de que la normativa entrase en vigor.

Twitter incluso publicó algunos ejemplos del tipo de mensajes que considerará que deshumanizan a los miembros de una religión:

Están poniendo enfermo a este país" o "(Grupo religioso) deberían ser castigados (…) No estamos haciendo lo suficiente para deshacernos de estos sucios animales".

De ahora en adelante, la empresa considerará comentarios de “odio" aquellos que promuevan la violencia con base en la religión, la raza, la etnia, el origen nacional entre otros problemas a descriminación.

Se explicó que la detección de estos comentarios se lleva a cabo mediante un sistema de inteligencia artificial entrenado para identificar posibles casos de acoso en línea.

Si alguien intenta escribir frases como estas dirigidas a otro usuario, antes de su publicación nos aparecerá el siguiente mensaje:

"Estamos pidiendo a los usuarios que recapaciten antes de colgar comentarios que son similares a otros que han sido denunciados con anterioridad".