Una aventura más del trepamuros y nuestro vecino amigable Hombre araña. ¿Será que logró su objetivo? Será que está a la altura de sus antecesoras.

 Aquí analizaremos cada detalle para ver y escudriñar más a fondo “Spiderman Far Frome Home”.

Reseña sin spoilers

La Película cumple con entretener. Nuestro arácnido y su secuela, esta cargada de momentos cómicos, algunos llenos de acción y otros de gran seriedad.

Por eso la película cierra la fase 3 Marvel Studios. Si bien intenta cerrarla con pie firme, lo más relevante de la misma son las actuaciones y sus grandes personajes.

Jake Gyllenhaal como "Mysterio" es excepcional, se roba la pantalla con algunos momentos claves, y como todo villano, tiene altibajos, pero lo que si lo hace particular es su gran astucia y su inteligencia; que es equiparable a la de un arquitecto como Thanos.

Por otro lado tenemos un Tom Holland que en esta parte resalta más, y reafirma por que fue buena decisión incluirlo al UCM.

Prende la película y asienta bien sus escenas. Además, da toques de ironía, acción y seriedad cuando se debe.

La cinta de Marvel está llena de efectos especiales, algunos notables más que otros, hace querer verla siempre en 3D, aunque la trama es muy predecible desde su inicio, disfrutas el ver cómo pasan las cosas y ya no el porqué.

Si, tiene errores, hay agujeros de guion, unas decepciones que nos dejó el Marketing de la gran casa de las ideas, pero los compensa con buenas secuencias de acción, y resuelve muchas dudas sobre el UCM.

Las 2 escenas poscréditos están impactantes, lo que deja abierto y con muchas teorías al aire sobre el futuro de Spiderman y Marvel en su Fase 4.

Su Soundtrack es admirable, destaca la frescura de esta generación y la vieja escuela con temas ochenteros y de estos tiempo modernos.

En resumen, no es mejor que la gran Trilogía de Sam Raimi con su Tobey Mcguire, (ni lo será nunca), entretiene y ya, cumple con la mínima, no es la gran cosa, pero si esta mejor que Homecoming y que las de Amazing Spiderman.

Esta para pasar el rato agradable, despejar dudas y reír una que otra vez mientras ves aventura, pero, sobre todo, ver otra vez al Hombre Araña en pantalla.

Critica con spoilers

La película era para explotar su potencial, porque tenía potencial. Entonces sucede que pasa con la mínima, no afronta y no se pone retos para sí misma.

Se queda en el espacio conformista repitiendo una clásica formula que ha Marvel le ha servido siempre.

Sabiendo que Peter esta desilusionado por la muerte de Tony, su mentor y más grande figura paternal en el UCM, es capaz de hacer todo por él.

Pero al mismo tiempo, tras después de su lucha en Endgame e Infinity War, quiere un descanso, necesita vacaciones, y es por eso que se ve en esta encrucijada al estilo “Vuelta al Mundo” en donde intenta despejar su mente al ir a varias ciudades por Europa.

¿Qué pasa aquí? Bueno, Tony le cargará a un muchacho de 16 años la responsabilidad de algo tan poderoso y destructivo como EDITH, un aparato de Inteligencia de millones de dólares, que son nada más y nada menos que las mismísimas Gafas de Tony Stark versión Peter Parker.   

No a Pepper, no a su hija cuando cumpliera la mayoría de edad, sino a  Peter. ¿Por qué a Peter y por qué ahora? ¿Por qué Tony quería que fuera el siguiente Tony y no un Spideman amigable del vecindario?

Lo primero que hace es mandar un dron con misiles desde un satélite del espacio, a mandar a estallar a sus amigos por error, solo por borrar una foto comprometedora de una escena cómica, lo que después Nick Fury (Samuel L. Jakson) se daría cuenta y lo regañaría.

Entrando de lleno con el villano, y como sabíamos muchos antes del estreno, Quentin Beck alias “Mysterio” nunca fue amigo de Spideman.

No es que no se veía venir, y haya sido la gran sorpresa de la película como un Twits sorpresivo o algo así.

Cabe destacar que como en lo Comics, Mysterio es un maestro del engaño y del ilusionismo, por eso acá la gran similitud guiñó a eso.

Resulta que a Mysterio le pasa lo del Buitre, a lo “Homecoming”; empleados resentidos, mal pagados, y que de una u otra manera estaban odiando a Tony Stark.

De aquí parte la trama villanesca de la película. Su plan es simple, vengarse y apoderarse de todo para ser reconocido y ganar dinero.

Pero es tan pobre su propósito, que ves toda la Saga del Infinito y ves grandes villanos como Ultron, el propio Vulture, Kill Monger y hasta Thanos que tenían mejores visiones de su poder que este.

Si bien hay una escena clave donde Peter y Happy (Jhon Favreau) hablan, este le explica claro todo, “encuentra tu lugar en el mundo si el centro de tu mundo se ha ido”.

Peter no es Tony Stark, no lo fue, y tampoco nunca lo será, por lo que ahí debió ser el cambio esencial en donde Peter, asumiera su identidad como Spideman y no como un Ironboy.

¿Pero que hace luego? Después de esta charla, entra en escena lo opuesto, donde Peter comienza a armar su traje al estilo Tony Stark y hasta con música de fondo de AC/DC como lo hacía el. Entonces no se justifica todo eso.

Entonces volviendo con Mysterio, la escena del bar hablando con Peter “para ganarse su confianza” está fuera de lugar. Ósea hay tantas escenas forzadas en la película, pero esta es una de ellas.

¿Dónde quedó lo del Multiverso? Como una estrategia de Marketing más de Marvel para levantar Hype y vender más el producto.

Ojo, y no es que sea malo, pero es que en verdad es malísimo, una bofetada a los fans que viven especulando y haciendo esperanzas con teorías al aire sobre el Spiderverse.

Aunque hay que admitir que hay semillas de esto en el futuro de Spiderman. Esto paso igual que Capitana Marvel y los Skrull, que lo querían malos y salieron risibles y buenos.

Mucho de esto puede ser malo para la reacción de los fans, al no ser igual que los Comics. Quizás los guarden para el futuro de la saga, pero eso lo decidirá Marvel Studios.

Acelerando la trama, se vuelve ligera y rápida, corriendo y centrándose en las escenas que uno quiere ver, escenas de acción o cómicas que le dan ese toque fresco y juvenil.

Si bien ahora hay una subtrama amorosa donde Peter le gusta MJ, se ve falso, forzado, pero más forzado es la absurda relación risible de su amigo Ned.

Aunque, destacó que si intentó darle ese sentimiento de “Amor” a este Peter adolescente.  

Fuera de eso, no hay más referencias, no hay los icónicos cameos de Stan Lee ahora que ya no está en este plano de vida. No hay referencias a Noman Osborn, 4 Fantasticos o a los XMen.

Rescató la actuación de Jake Gyllenhaal como Mysterio, como dije antes, es un gran tipo muy inteligente y astuto, pero se queda corto con sus ambiciones.

Tom Holland lo hace bien y sus amigos colegas igual. Samuel L Jakson, Cobie Smulders se lucen siempre haciendo de los directivos de SHIELD y Marisa Tomei como la Tía May hace un papel cómico e interesante ahora que intenta una relación con Happy.

2 Escenas pos créditos

La primera no da un vistazo del futuro del arácnido, donde vemos que Mysterio antes de morir dejó una grabación abierta al mundo, donde revela que “El Hombre Araña” es nada más y nada menos que Peter Parker.

Con esto pone en riesgo su identidad y la vida de sus seres amados. Algo así ha pasado en los Comics, como en Civil War.

Por otro lado, si esta es una buena noticia para sus haters, no podía decirla nada más y nada menos que el gran J. Jonah Jameson, interpretado por el igual icónico J.K Simmons, quien ahora está de regreso una vez más en esta saga.

La segunda, es más compleja puesto que vemos a Nick Fury y a Maria Hill convertirse en Skrulls, lo que deja a ver, es que siempre fueron Talos y su esposa, que por orden del verdadero Nick Fury todo salió de acuerdo al plan.

Puesto que este estaba descansando en una playa holográfica dentro de una base que ¡Sopresa! ¡Es una gran nave!, lo que induce que es la nave que apareció en Capitana Marvel y que ahora está repleta de Skrulls.

Esto significa que están en algún lugar, planeando algo, aunque no se sabe el por qué, ni cómo, ni donde, ni para qué.

Esto quizás se explore más en la Fase 4 de Marvel Studios como Capitana Marvel 2 o más.