Un total de 879 comisiones de reconciliación, justicia y paz han sido instaladas en toda Nicaragua.

El diputado Carlos Emilio López presentó el detalle este viernes durante la comparecencia de la delegación de Gobierno ante la mesa de negociación por el entendimiento y la paz.

Al respecto, señaló que estas iniciativas tienen fundamento en el ordenamiento jurídico de Nicaragua, en la Constitución Política y la Ley para una Cultura de Diálogo, Reconciliación, Seguridad, Trabajo y Paz, norma jurídica que promueve que las familias puedan resolver sus diferencias por la vía pacífica.

Del mismo modo, tiene su fundamento en la Ley de Atención Integral a las Víctimas, que establece derechos y con la que el Estado asume la responsabilidad de reparar, resarcir y atender de manera multidimensional a todos los que sufrieron la violencia del fallido intento de Golpe.

canciller-denis-moncada

A la fecha las comisiones que se han formalizado han sido: 42 en Nueva Segovia; 30 en Madriz; 29 en Estelí; 58 en Chinandega; 50 en León; 46 en Masaya; 31 en Carazo; 24 en Granada; 32 en Rivas; 33 en Chontales; 26 en Boaco; 21 en Río San Juan; 22 en Zelaya Central; 54 en Jinotega; 80 en Matagalpa; 18 en la Región Autónoma del Caribe Norte; 27 en el Caribe Sur; 36 en el Triángulo Minero y 220 en Managua.

Las comisiones reflejan las prioridades del Gobierno sandinista y de las familias con la paz, la armonía, el diálogo, el progreso y la reconciliación en todas las comunidades y están conformadas por personas de buena voluntad, líderes populares y religiosos.

López explicó que sostienen reuniones al menos una vez cada quince días con una agenda social, cultural y espiritual que permite identificar dificultades de comunicación y funcionamiento comunitario.

Afirmó que se pretende “trabajar juntos desde un diálogo sano, permanente”. “Asimismo, se están creando poco a poco, mecanismos, prácticas, para ir construyendo una cultura de comunicación respetuosa y tolerante”, agregó.

Del mismo modo, refirió que cuenta con el apoyo y acompañamiento permanente de la Comisión Nacional de Reconciliación, Justicia y Paz “y con el apoyo decidido y solidario del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que es un Gobierno con vocación de paz, un Gobierno que tiene en su corazón a las personas, las familias y las comunidades”, refirió.

Algunas de las actividades desarrolladas han sido los encuentros de instalación oficial, tomando en cuenta que muchas ya trabajaban incluso en los momentos más duros del intento de golpe de Estado en los que se cometieron violaciones, torturas, secuestros y asesinatos.

También se han realizado encuentros para reflexionar sobre el contenido de las leyes diseñadas para promover la reconciliación y asistencia a las víctimas.

Y las comisiones nos han expresado en palabras populares que esta Ley es la traducción del evangelio del buen samaritano (…) eso es precisamente la ley de Atención Integral a las Víctimas, una norma jurídica en donde el Gobierno repara, restituye, rehabilita y atiende de manera integral, aunque no fue el Gobierno el que produjo el daño, fueron otras personas como en el caso de la lectura del buen samaritano”, explicó.

LEA AQUÍ EL INFORME SOBRE LAS COMISIONES DE RECONCILIACIÓN, JUSTICIA Y PAZ  (DIÁLOGO SOCIAL Y CONVERGENCIA)