Ocotal, la ciudad de los Pinos, rindió homenaje al general de hombres y mujeres libres Augusto C. Sandino al celebrarse 124 años de su natalicio en Niquinohomo.

Las tierras segovianas fueron claves para el general Sandino que se adentró en la selva para defender junto a sus tropas la soberanía de Nicaragua que estaba siendo amenazada por el ejército invasor de Estados Unidos.

Uno de los sitios que cuenta la historia de Sandino a lo largo de su corta y prolífera vida es el Museo Histórico y Casa de Cultura Augusto C. Sandino de Ocotal donde todas las personas pueden leer sobre quién era Sandino y porqué hoy su legado sigue tan vigente.

Ahí la alcaldesa de Ocotal, Xiomara Tercero López, nos habló de la importancia que tiene cultivar en la población el conocimiento a través de la historia.

"Esta Casa de Cultura es un legado histórico que hemos venido rescatando donde el general está presente porque fue uno de los héroes nacionales que libró la batalla contra el imperialismo yanqui en el norte de la Segovia", explicó la alcaldesa.

Recordó que la Alcaldía de la Segovia fue el cuartel del imperialismo yanqui y que la casa de cultura posteriormente fue el cuartel de la guardia de Somoza.

"Pero hoy es un lugar de cultura, de historia y un museo comunitario donde se observan vestigios de los antepasados que vienen a rescatar la historia de Nueva Segovia", dijo.

En Ocotal la cultura está cada día más viva haciendo partícipes a los niños, niñas y adolescentes que además participan en coros, música, pintura y fotografía.

Asimismo, enfatizó que los nicaragüenses quieren paz que es el único camino para velar por el bien común de las familias.

En la parte de museo arqueológico pueden conocer piezas encontradas a unos cinco kilómetros al norte de Ocotal en un lugar llamado La Cruz de Monseñor Madrigal.

Todo inició cuando en el año 2010 la Alcaldía pretendía realizar obras en el lugar encontrando estas piezas.

En el lugar se encontró una osamenta completa que según los estudios de carbono 14 esta persona vivió ahí quinientos años después de Cristo, nos explicó Ana Francisca Castro, responsable del Museo.

Otras piezas sorprendentes son las vasijas y cerámicas policromadas que tienen un arte correspondiente a las culturas prehispánicas.

Estas vasijas funerarias guardan en su historia el secreto del porqué ha durado hasta el día de hoy el color anaranjado de su diseño.

Piedras de moler, piedras volcánicas, dioses, joyería son algunas de las piezas que expone el museo y casa de cultura.

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo

museo