La estrategia del Muro de Contención que impulsa Nicaragua, permitió dar otro contundente golpe al narcotráfico internacional cuando la Policía Nacional logró en los últimos días incautar más de media tonelada de cocaína y la captura de diez delincuentes que traficaban la droga.

El comisionado Mayor Luis Alberto Pérez Olivas, Jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, explicó los operativos que ocurrieron el 30 de abril y dos de mayo en Rivas y Managua.

El primero de los casos ocurrió en Rivas la noche del pasado martes, cuando se incautó 528 kilos con 642 gramos de cocaína y se detuvo a 8 personas que serán acusados por los delitos de crimen organizado, transporte internacional de droga y tenencia ilegal de arma de fuego en perjuicio del estado y sociedad nicaragüense.

POLI1

Entre los detenidos se encuentran el jefe de la agrupación Héctor Vega Obando alias "Chill", William Merlo Zapata, Fernando Ventura Pérez, Felipe Vega Narváez, Allan Pereira Cruz, Oliver Arostegui García, Gustavo Santos Flores y Carlos Flores Villareyna.

El jefe policial detalló que estos sujetos se movilizaban en tres camionetas Toyota color blanco placa M 310-926, M 301-844 y una tercera M 246-011, en la que transportaban en compartimientos ocultos 480.

Asimismo, se allanó la casa de Héctor José Vega Obando, ubicada en Las Sierritas de Managua, ocupándose; 1 revólver calibre 38, 42 mil 20 dólares estadounidenses y 1 camioneta marca Ford, placa M-308-953.

POLI1

El segundo caso ocurrió en Managua el 2 de mayo a las seis y media de la mañana en el kilómetro 19 de la carretera vieja a León, cuando Donald Madison Amador Urbina y Claudio Javier Hernández Guadamuz, se movilizaban en un taxi color rojo y al momento de requisarlos se les incautó 8 bolsos donde se encontraban 63 paquetes rectangulares con un peso de 68 kilos con 933 gramos, un fusil AK y 2 pistolas calibre 9 mm.

“Si sumamos la droga incautada se contabilizan 597 kilos con 575 gramos de cocaína, 10 delincuentes detenidos, un fusil AK, 3 armas cortas, 4 camionetas y 41 mil 20 dólares”, explicó el jefe policial Pérez Olivas.

POLI1