Las autoridades informaron que 22 personas murieron ahogadas en la temporada de vacaciones de Semana Santa, entre el 13 y el 21 de abril.

El reporte indica que cuatro de los fallecidos son menores de edad; los incidentes ocurrieron en 19 balnearios de 18 municipios.

Las causas principales de estos accidentes fueron el estado de ebriedad y negligencia.

En comparación a la semana santa del 2018, donde se ahogaron 25 personas; hubo una disminución de 3 personas; pero incrementó el número en menores ahogados.