Para esto hay que primero contextualizar algunas cosas para adentrarnos al tema.

¿Qué es un agujero negro?

Más que un agujero, es una puerta, es un espacio cuya atracción gravitacional es tan masiva, que nada, ni siquiera la luz, puede escapar. Los agujeros negros no están vacíos, sino que consisten en enormes cantidades de materia concentrada en un punto, en un área que nada puede escapar de su campo gravitacional, y es aquí donde se encuentra el llamado “Horizonte de sucesos”.

El “Horizonte de Sucesos” es el punto de no retorno, una línea o área más allá del cual es imposible escapar de los efectos gravitacionales del agujero negro.

Los agujeros negros se forman a partir de los restos de una gran estrella que muere en una explosión de supernova o por gastar todo su material nuclear interno.

No es una fotografía, es una composición de miles y miles de datos.

Todo es parte de la Iniciativa del “Telescopio del Horizonte de Sucesos”, Event Horizon Telescope o “EHT” por sus siglas en inglés, que es una colaboración en la que participan cerca de 200 científicos de todo el mundo.

El agujero negro se encuentra en el corazón de la galaxia M87 en la constelación de Virgo a 500 trillones de km de nuestro planeta y lo que hizo el proyecto internacional es combinar el poder de ocho radiotelescopios alrededor del mundo.

Hay que recalcar que ningún telescopio es lo suficientemente potente como para captar la imagen de un agujero negro. Por ello se requirió la red de los ocho observatorios combinados, que puede visualizarse como un gran telescopio virtual del tamaño del planeta.

Los telescopios que intengran el EHT se encuentran en volcanes en Hawái y México, montañas en Arizona y en la Sierra Nevada en España, en el Desierto de Atacama en Chile y en la Antártica.

Este equipo de cerca de 200 científicos apuntó los telescopios de la red hacia M87 y registró datos desde el corazón de la galaxia durante más de 10 días.

La información que obtuvieron fue demasiado copiosa como para ser enviada por internet. Los datos fueron almacenados en cientos de discos duros que fueron transportados por avión a centros de procesamiento en Boston y Bonn que sintetizaron la información.

El mismo equipo también busca obtener una foto de Sagitario A* o Sgr A*, el agujero negro masivo en el centro de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea.

¿Qué características presento el de M87?

La imagen compuesta del agujero negro muestra un "anillo de fuego" intensamente brillante. El anillo rodea un agujero oscuro perfectamente circular. La parte brillante de la foto corresponde a gases supercalentados que están cayendo en el agujero negro.

Esa luz es más brillante que la de todos los miles de millones de otras estrellas de la galaxia combinadas, y por eso es posible captarla desde la Tierra.

El pozo gravitacional tiene un diámetro de 40.000 millones de km, tres millones de veces más que el diámetro de la Tierra, y por lo que lo hace "un monstruo" en comparación cósmica.

Tiene una masa que equivale a 6.500 millones de veces la masa del Sol. Y se cree que es uno de los agujeros negros más pesados que existen. Es mas grande que el Sistema Solar.

La existencia de agujeros negros, uno de los objetos más misteriosos del cosmos, es aceptada universalmente pese a que se sabe poco sobre ellos.Así que según parece, una vez más Einstein tenía razón.

Se estima que podría haber hasta mil millones de agujeros negros en la Vía Láctea.Si bien son objetos relativamente simples, los agujeros negros plantean algunos de los interrogantes más complejos sobre la naturaleza del espacio, del tiempo, y por último, de nuestra existencia.