Un domingo de mucho sabor vivieron las familias que visitaron el Puerto Salvador Allende, con la Feria de los mariscos y dulces de Cuaresma donde protagonistas ofrecieron los platillos tradicionales de la temporada a precios accesibles y sin faltar el toque mágico de la cuchara nicaragüense.

Entre los dulces ofrecidos en la feria destacan el almíbar y el bienmesabe que son preparados por las señoras que aún conservan la tradición en sus hogares y comparten su talento culinario con la población.

“Bienmesabe es un dulce que nos lo enseñaron a preparar nuestros abuelos. Tradicionalmente este es un postre originario de Estelí y nosotros lo hemos traído a Managua para que la gente lo conozca. La Cuaresma es el tiempo en el que se ingiere, y está elaborado a base de maíz, plátano, duce, canela y leche de vaca, se come frio y es muy sabroso”, expresó Luisa Amada Rivera.

El pescado frito acompañado de su ensaladita de tomate y tostones no faltó en la feria, en la que doña Ana Silva Guerrero brindó su esmerada atención a quienes decidieron almorzar en la actividad.

“Nosotros ofrecemos pescadito frito. Recordemos que la Cuaresma es un tiempo en el que los nicaragüenses guardamos mucho respeto a las tradiciones y los mariscos son bastante demandados en estas fechas. Nosotros ofrecemos variedad de platillos a base de pescado y sobre todo a muy buen precio”, subrayó.