El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, dio conocer ayer miércoles una nueva visión “enfocada en la privacidad” para la red social.

Prometió transformar a Facebook, de una compañía conocida por devorar la información personal de sus usuarios a una que ofrece más opciones para comunicarse en una forma realmente privada e íntima, de tal manera que los usuarios puedan compartir contenidos encriptados tan celosamente que ni el mismo Facebook podrá leerlos.

Zuckerberg expresó su visión en un post,  "tras dos años la compañía se ha enfrentado a una serie de revelaciones de sus deficientes controles de privacidad".

 
Publicada por Mark Zuckerberg en Miércoles, 6 de marzo de 2019

 Para lograrlo, Zuckerberg planea unir los servicios de mensajería Messenger de Facebook, WhatsApp e Instagram para que los usuarios sean capaces de contactarse simultáneamente a través de todas las aplicaciones.

El plan, que se desarrollará a lo largo de varios años, hará que todas estas aplicaciones sean encriptadas para que nadie vea el contenido de los mensajes excepto el remitente y el receptor. WhatsApp ya tiene esa característica, pero las otras apps no.

Zuckerberg lo comparó con estar en una sala con la puerta cerrada sin tener que preocuparse de que haya alguien afuera escuchando. Mientras tanto, Facebook y la app de fotos Instagram, todavía operarán como una plaza pública donde la gente puede compartir abiertamente lo que quiera.

Proteger mejor la privacidad de los 2,000 millones de usuarios de Facebook podría socavar el modelo de negocios de la compañía, que depende de la habilidad de aprender los gustos de la gente y vender anuncios vinculados a esos intereses.