Las condiciones de la casa en que vivían Luis Emilio Zamora, su esposa y sus dos hijos ponían en peligro la vida de todos ellos, pero hoy esa situación cambió.

Esta familia capitalina, habitante del barrio Villa Belén, recibió su vivienda digna, de parte del buen Gobierno sandinista que a través de la Alcaldía de Managua y con apoyo del pueblo y gobierno de China‑Taiwán, le hacen realidad su sueño de contar con un hogar seguro.

"Me siento agradecido y bendecido por parte de Dios, el presidente y gracias al embajador”, dijo Zamora.

Señaló que su casa era pequeña, forrada con zinc viejo, una parte con malla y otra con lona.

“Es un sueño hecho realidad, ya mi casa para mi esposa, para mis hijos…Se garantiza la seguridad y el bienestar que ya no vamos a estar pensando que nos vayan a robar porque antes estábamos prácticamente a la intemperie”, afirmó Luis Emilio.

Asimismo, su esposa Marisela Gutiérrez se mostró muy agradecida y conmocionada con la entrega de su vivienda digna.

“Nuestra casita era pobre y ahora que me regalaron esta casita me siento muy feliz y gracias a nuestro presidente y los de China‑Taiwán que ayudaron”, manifestó Gutiérrez.

La alcaldesa Reyna Rueda y el ministro consejero de Taiwán hicieron la entrega de la vivienda a la familia Zamora Gutiérrez, que por 10 años no contaron con un techo digno y cuando llegaba el invierno los días y noches eran de sufrimiento.

Rueda expresó que el entregar una vivienda digna, solidaria y segura es hacer realidad los sueños y eso se hace gracias a los lazos de amistad y cooperación que hay entre dos pueblos como es China Taiwán y Nicaragua.

"Ahí está la muestra de amor al prójimo, la muestra de solidaridad, amor y cariño a cada uno de los pueblos y familias que se les ha restituido el derecho", afirmó Rueda.

Por su parte, el ministro consejero de Taiwán, indicó que este proyecto, dirigido a los más necesitados, es lindo y encomiable y seguirán trabajando estrechamente con la alcaldía de Managua.