El domingo es el día que las familias de Managua aprovechan para salir a distraerse en los diferentes espacios de recreación sana.

La capital tiene opciones de todo tipo y para todos los gustos. Uno de los lugares más visitados es la Avenida de Bolívar a Chávez, que tiene tiangues, restaurantes, bares, quioscos, parques infantiles y deportivos, teatro, anfiteatro, casas temáticas y mucho más.

El Puerto Salvador Allende es otro de los lugares más visitados. Ahora cuenta con una nueva etapa que tiene distintos quioscos y restaurantes con un menú diferente a excelentes precios.

Los visitantes lo primero que hacen es recorrer todo el puerto. Una larga caminata que les permite contemplar la belleza del paisaje nicaragüense donde se imponen el lago de Managua y los cerros que a lo largo pueden observarse.

“Me gusta venir porque acá a pesar de que viene mucha gente se respira paz, podés caminar, sentarte a comer y platicar con tu familia sin ninguna desconfianza”, comentó Luisa Sandoval.

Sobre la variedad de opciones gastronómicas expresó: “Es increíble cuanta variedad hay aquí. Si no querés gastar mucho están los carritos ambulantes o bien podemos traer nuestros alimentos y nos sentamos frente al lago, eso es algo bien bonito que deberían hacer todas las familias”.

El paraíso para los niños

La palabra que mejor describe al parque Luis Alfonso Velázquez Flores es “paraíso”.

Este parque cuenta con una gran variedad de juegos para niños y niñas de todas las edades, además, posee canchas de fútbol, básquet, estadio infantil, pista de patinaje y recientemente inaugurado el lago artificial que se puede recorrer en botes.

“El parque es muy bello. Mi hijo quiere venir todos los fines de semana y por él acá estamos. Los niños se merecen una niñez feliz y son privilegiados al tener este parque que en nuestra infancia jamás tuvimos”, dijo el señor Edgard Arauz.

Si desea conocer de la historia de Managua y de cada departamento a través de la arquitectura, entonces el Paseo Xolotlán es el lugar perfecto.

Ahí se encuentran las réplicas de la vieja Managua, construida antes del terremoto de 1972. También puede conocer las catedrales de los departamentos del país y la casa del general Augusto C. Sandino y del poeta Rubén Darío.

“Somos de acá cerca y preferimos el Paseo Xolotlán porque tiene muchas cosas para pasar tranquilos un rato con la familia y sin tener que gastar mucho dinero. Los chavalos están jugando, corriendo y nosotros bajo la sombra del palito platicando y viendo pasar a la gente”, mencionó Holmer Centeno.

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido