La nueva versión dispondrá a una realidad aumentada y reconocimientos de los lugares para marcar el camino, teniendo en cuenta para dónde mira el usuario, y no solo su ubicación geográfica.

Google ha desarrollado una nueva función para su aplicación Google Maps que permite navegar a través de un modo de realidad aumentada, usando la cámara del dispositivo.

A través  de una conferencia de prensa los desarrolladores de Google, anunciaron que se utilizará la cámara trasera del Smartphone, para suponer las indicaciones de navegación al entorno real.

Actualmente la nueva versión se considera en pruebas; la aplicación de Google emplea los datos de localización GPS del usuario para ubicarlo, utilizando también para ello información de las imágenes urbanas de Street View.

Una vez localizado el usuario, el modo de realidad aumentada despliega flechas y otras direcciones. Se orienta a funciones concretas como cuando una persona sale de un hotel y debe saber dónde dirigirse.

Las indicaciones se intercalan con los mapas habituales de la plataforma, ya que la función de momento no se utilizaría durante todo el tiempo la cámara del teléfono, para que los usuarios no sigan una línea en el suelo, ni estén demasiado pendientes de la pantalla.