Este Lunes, se conmemora el 27 aniversario la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, dirigida  por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez en contra las políticas neoliberales del Gobierno de Carlos Andrés Pérez.

El 4F se consideró un alzamiento de la voz del pueblo contra el neoliberalismo y el capitalismo, fue una gran victoria política para la Revolución Bolivariana.

"Por ahora los objetivos que nos planteamos no han sido logrados..."

Chávez fue arrestado y privado de su libertad por fuerzas de seguridad. Se dirigió al país mediante la prensa local para manifestar que asumía la responsabilidad del alzamiento, y ordenaba a los insurgentes que aún luchaban en Aragua y Valencia (al norte del país) que se rindieran para evitar mayores derramamientos de sangre, a la vez que pedía a sus partidarios deponer las armas.

El “Por Ahora” del Líder de la Revolución Hugo Chávez quedó plasmado en el corazón de todos los rebeldes que participaron aquél 4 de febrero junto a él, un Día que quedó denominado Día de la Dignidad Nacional.

A partir del 04 de febrero de 1992, la construcción de la nueva sociedad Venezolana dejó de ser una utopía para convertirse en una necesidad posible, con sujetos y un liderazgo claro capaz de motorizar el proceso revolucionario.