Por 19 años consecutivos el Centro de Formación Educativo Cultural para Personas Ciegas (CEFEC), realizó en el Palacio de la Cultura, el Festival de Canto de Jóvenes No Videntes, en el que participaron más de 30 personas entre niños, jóvenes y adultos de diferentes municipios del país.

Alicia Palacios, directora del centro explicó que se escogieron los ganadores de las categorías aficionado con pista, acomodamiento con pista experimental y acompañamiento con instrumento.

Nosotros promovemos la cultura con las personas con discapacidad visual para hacer que tengan una mayor motivación y estamos preparándonos todos los años, con la coordinación del Instituto Nacional de Cultura, que continuamente nos ha brindado el apoyo a las personas ciegas para que puedan participar”, declaró Palacios.

Para las personas con discapacidad es muy importante este tipo de actividades, porque les garantiza el derecho a la recreación, a la cultura y la oportunidad de compartir con otras personas de otros departamentos.

Ellos siempre están mostrando interés por saber cuándo se va a realizar  este festival que se ha convertido en una referencia a promover cada año”, añadió Palacios.

“Este es el primer año que estoy participando.  A mí me gusta todo lo que tiene que ver con el arte y el canto, no hay nada mejor que mostrarme en este festival que nos da la oportunidad con el apoyo de la alcaldía, del gobierno, eso hace posible que las personas ciegas podamos estar acá participando”, comentó María Milagro Beneditt.

Esta joven residente en la comarca Chiquilistagua, es el vivo ejemplo de las oportunidades que las personas con discapacidad han tenido con la Revolución Sandinista, pues gracias a los diferentes programas educativos y culturales, Benedit ha sobresalido en diversos campos, siendo la mejor alumna de su colegio, aprendió a tocar el piano, participa en las jornadas darianas.

En el campo de la cultura se han abierto muchas puertas para las personas con discapacidad. Hoy en día podemos ver a ciegos cantar, a ciegos tocar el piano, a ciegos en diferentes artes, porque sabemos que el arte es amplio, por ejemplo, yo toco el piano, declamo, me gusta bailar tango, entonces siento que me gusta y lo puedo demostrar en este tipo de presentaciones”, agregó María Milagro.