El presidente de la República, comandante Daniel Ortega, ha tomado la decisión de presentar una reforma a la Ley de Concertación Tributaria que tiene como objetivo fundamental proteger el empleo, el crecimiento económico, el bienestar de las familias nicaragüenses y fortalecer la seguridad social en nuestro país.

El diputado Wálmaro Gutiérrez estuvo este lunes en el programa Estudio TN8, con el periodista Erving Vega, donde explicó sobre los objetivos fundamentales que persigue esta reforma, iniciativa que se presenta este lunes a la Asamblea Nacional por el Compañero Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público.

Agregó que inmediatamente después de eso, la propuesta pasa a la comisión de producción, economía y presupuesto y es ahí donde se darán a la tarea de abrir un amplio proceso de consulta donde van a ser convocados todos los sectores económicos y sociales que estén interesados en proponer y aportar a esta reforma fiscal.

Esta reforma va enfocada a la protección del empleo, a garantizar un crecimiento económico sostenido como el que habíamos venido desarrollando desde el año 2007 hasta principios del año 2018 cuando de manera temporal y la intentona frustrada golpista, nosotros vimos caer fuertemente nuestro Producto Interno Bruto (PIB) y tenemos que recuperarlo. Vamos a garantizar el bienestar de las familias nicaragüenses, es un tema sumamente importante”, dijo el parlamentario.

El diputado dijo que hubo un parteaguas en la economía antes y después del año 2007. Dijo que son evidentes los avances que se han dado en materia de educación, salud, infraestructura, seguridad ciudadana, apoyo al sector agropecuario y especialmente en el gasto social “que nosotros lo recibimos con 14 mil millones de córdobas del presupuesto, hoy lo tenemos casi en 50 mil millones de córdobas”.

“Un presupuesto de educación en el año 2007 de 3 mil millones de córdobas y hoy lo tenemos de más de 14 mil millones de córdobas. Y una cifra igual en el caso del presupuesto de salud. Un presupuesto de infraestructura de más o menos mil 300 millones de córdobas en el año 2007 y hoy lo tenemos a más de 6 mil 300 millones de córdobas. Transferencias a las municipalidades que no pasaban de 900 millones de córdobas, hoy las tenemos a más de 6 mil millones de córdobas a todas las alcaldías a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional”, enumeró.

El diputado enfatizó que esto concretamente ha significado que se ha reducido la pobreza en más de 20 puntos porcentuales.

“En el año 2007 teníamos aproximadamente un 48 por ciento de pobreza y se ha reducido a 24 y menos por ciento, y pobreza extrema del 16al 6.8. Y esas no son cifras nuestras, son cifras del Fondo Monetario, del BID, del Banco Mundial, del BCIE y de todos los organismos que han viendo la fortaleza y la trasparencia con la que se han venido manejando nuestros impuestos a partir del año 2007 y hasta la fecha”, dijo.

Añadió que de 2007 en adelante han sido los mejores momentos de los 150 años de la historia republicana en materia económica del país, “para eso no han servido los tributos”.

El Compañero Wálmaro recordó para qué servían los impuestos durante los gobiernos de Doña Violeta, de Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, para megasalarios, francachelas y todas las barbaridades que se conocieron y que son de muy triste recordación”.

También recordó que nuestro país venía de un promedio de 5.3 por ciento de crecimiento de nuestro PIB, el segundo de la región centroamericana después de Panamá, que tiene su canal y el tercero en crecimiento a nivel regional, prácticamente la envidia de crecimiento en América Latina y se nos viene cayendo en 9 puntos porcentuales hasta menos 4 por ciento en crecimiento negativo.

“Los sectores económicamente vulnerables que han visto en este nuevo modelo una reivindicación enorme en sus derechos y un estado de bienestar nunca visto en este país y no pueden estar pagando los platos rotos de estos señores que intentaron a través de un golpe de estado fallido y después de un sainete que ellos denominaron mesa de diálogo, quisieron obtener lo que no pudieron obtener desde el año 2007, hasta ahora en las urnas, en las elecciones y por los votos”, dijo.

REFORMA

Los que tienen más que aporten más

El diputado, miembro de la comisión económica de la Asamblea Nacional explicó que luego de esto se generó un proceso de desestabilización en este país que dejó en pérdidas más de 200 vidas de valientes hermanos nicaragüenses y, por otro lado, pérdidas materiales cuantiosas, destrucción a la infraestructura de este país y se caen fuertemente las recaudaciones.

En este sentido dijo que “con respecto al impuesto sobre la renta (IR) se hace una reforma con el Pago Mínimo Definitivo. Esto significa que el tributo anual del 30% de IR, del cual se hace un aporte del 1% mensual y que se conoce como pago mínimo del 1%, habrá empresas que aportarán más, enfocadas en grandes y principales contribuyentes, sin afectar a las empresas pequeñas".

Señaló que hay “entre 400 y 450 empresas denominadas grandes contribuyentes que han venido creciendo fuertemente en los últimos 12 años con inflación controlada y condiciones para fortalecerse y que ya es hora que aporten más a la fiscalidad. La propuesta es pasar el pago mínimo del 1% al 3% mensual. Esto significa que, de un universo de las 135 mil empresas inscritas en la DGI, son 400 o 450 empresas las que califican como grandes contribuyentes. Luego los principales contribuyentes subirán su aporte del 1% a 2%, lo que se refiere a un universo de 20 o 22 mil empresas. En cuanto al resto de empresas como pymes o mipymes, que representan el 74% del PIB y el 80% del empleo formal en Nicaragua no se les sube en nada”.

Explicó que estos cambios se harán de manera paulatina, ya que si es gran contribuyente y el IR sube del 1% al 3%, ese diferencial de 2 puntos, en el primer año se devolverá con un título de deuda transable en el mercado secundario. En el segundo año se va a devolver el 1% y en el tercer año, 2021, no se devolverá nada. Esto será para que ese gran contribuyente pueda vender el título de deuda y tener liquidez.

Resaltó que "más de 100 mil empresas formales registradas ante la DGI no van a tener ningún tipo de afectación con esta medida. Solo en principales y grandes contribuyentes. Los que tienen más aporten que más. Es justo, contributivo y distributivo aquí y en cualquier parte del mundo", ratificó Gutiérrez.

No hay nuevos impuestos

Aclaró que "a diferencia de las reformas neoliberales, en esta reforma no se crea ningún nuevo impuesto. Creemos que con el ajuste y las actualizaciones es garantizar de los que tienen más, paguen más. A estas alturas el pueblo de Nicaragua no puede tener más cargas impositivas, lo que tenemos que hacer es adecuándolas, actualizándolas o modificándolas".

Otro tema es con respecto a la contribución de personas en grandes directivas de sociedades anónimas, como bancos o asesores, técnicos y altos funcionarios en general; los cuales pagaban una cuota de 15% y que ahora será del 25%.

En cuanto al caso particular del pago de seguridad social, se viene un cambio en paralelo a esta reforma, que tiene que ver con que se elimine el techo para lo que es el INSS. Los grandes funcionarios que tienen grandes salarios y que pagaban solamente por una parte del mismo ya no seguirá siendo así.

El periodista Erving Vega puso como ejemplo del caso de alguien que devengaba 500 mil córdobas mensuales, pero por el techo pagaba porcentaje con respecto a 99 mil córdobas, “eso ya no será así, sino que el porcentaje será sobre su salario total. A quien le caía duro es a los trabajadores de este país, por décadas (...) Los que ganan más tienen la responsabilidad ética y moral de contribuir más", dijo Wálmaro.

Comida nicaragüense sigue protegida

Un segundo punto que destacó el diputado Wálmaro Gutiérrez sobre esta propuesta de reforma es que los elementos o productos fundamentales de consumo popular de la canasta básica continuarán exentos. “Los productos más importantes de consumo popular no serán gravados con impuesto al valor agregado", enfatizó el diputado

En ese sentido mencionó el arroz, frijoles, azúcar, aceite, sal, pollo, carne, muslo, pierna, leche, leche íntegra, huevos, queso, cebolla, chiltoma, repollo, banano, plátano, tortilla, pan, pinolillo, maíz, café molido, gas 25 libras, luz hasta 300 kW, agua, transporte urbano colectivo, alquileres en general, entre otros.

Así mismo, "todos los productos, si usted los va a buscar en los mercados populares, esos productos no pagan ningún tipo de impuesto al valor agregado". Esto también aplica a ferias populares y distribuidoras.

"El 80% de la población consumidora en este país compra estos productos en los mercados populares y en las ferias", agregó Wálmaro, quien garantizó que la comida nicaragüense sigue protegida.

Sí se aplicará IVA a bebidas alcohólicas, vinos y cervezas, azucaradas, energizantes, cigarrillos y otras mercancías contaminantes o de muy bajo valor nutricional.

Lo que se persigue

Tenemos que cerrar una brecha de aproximadamente 25 mil millones de córdobas, entre el presupuesto y déficit del Instituto Nicaragüense de la Seguridad Social.

“Para el 2019 podremos conseguir 10 mil 168 millones de córdobas, que son aproximadamente 2.3% del PIB que necesitamos obtener para garantizar que todas las reivindicaciones que el Gobierno desde 2007 ha garantizado al pueblo nicaragüense se continúen garantizando", explicó Wálmaro.

“No vamos a dar un paso atrás de todas las reivindicaciones sociales y económicas que nuestro pueblo ha venido obteniendo desde 2007 y por eso necesitamos aprobar esta reforma fiscal", finalizó el diputado.