Una inmensa caravana de motociclistas y miles de pobladores de San Carlos, en el departamento de Río San Juan, brindaron el último adiós a los cuatro compañeros policías que fueron cobardemente asesinados en el sector de Los Chiles.

Los cuatro féretros, tras el homenaje póstumo, salieron de la delegación policial para dirigirse al cementerio municipal. En su recorrido por las calles de San Carlos, la población se iba sumando al sepelio para acompañar a estos héroes de la paz y el amor a su última morada.

El pastor evangélico Luis Alonso Morán pidió a Dios fortaleza a cada una de las familias para que puedan soportar el inmenso dolor e instó al pueblo a reprochar este tipo de actos criminales.

"Hoy la policía está de luto a nivel nacional, pero Dios fortalecerá sus corazones y les dará fuerza. Nuestros hermanos quedan en nuestros corazones, la Policía hace cumplimiento de la ley, combate el crimen para llevar a cabo la tranquilidad de las familias y este tipo de actos criminales no los aceptamos, como Ministro de la Palabra de Dios no aceptamos estos hechos", dijo el líder evangélico.

Población repudia acto criminal

El alcalde de San Carlos, Johnny Gutiérrez, manifestó que existe indignación de la población que repudia este hecho criminal contra hombres y mujeres que contribuyen con su trabajo a la paz y seguridad del país.

"Estamos indignados cada nicaragüenses, cada San Carleño por este acto cobarde contra muchachos que estaban haciendo su labor investigativo y fueron atacados", señaló el edil.

Previo al entierro se realiza una misa de cuerpo presente en la iglesia que está abarrotada del pueblo, que está indignado y molesto. El dolor que embarga a cada oficial de San Carlos es indescriptible, en cada cuadra salían las familias a dar su apoyo y respaldo a la policía.

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1

miles1