Desde ropa interior, útiles, mochilas hasta uniformes completos son ofrecidos por pequeños comerciantes en el Parque Nacional de Ferias, al que las familias acuden para aprovechar los mejores precios.

Martha Jacoman, con las clásicas camisas Asatex, Miller y pantalones Sincatex, atiende a todo el que llega al lugar y aprovecha también para abastecer su hogar de los diversos artículos del parque.

“Tenemos también los buzos para educación física, desde calzoncitos, calzoncillos, corpiños para las niñas que ya lo utilizan”, dijo la emprendedora que siempre participa en el parque de ferias.

Las familias también pueden disfrutar números culturales, gastronomía y medicina natural.

También la indumentaria casual para todos los días tuvo buena aceptación para estos días.

Mauricio Rodríguez, con todo tipo de bordados y telas de gran calidad se hizo presente para dar una nueva opción a los capitalinos.

“Para nosotros es un buen lugar en el que podemos ofrecer lo que hacemos. Antes dedicábamos todo el tiempo en elaborar nuestra ropa, pero no teníamos un espacio como este para visibilizar lo que hacíamos”, destacó de la oportunidad que es para él y su familia el Parque de Ferias.