La doctora Clelia Marqués, directora de la universidad de Tominaga Nakamoto, durante el cuarto foro de Amor, Paz y Solidaridad con Nicaragua, expresó sentirse impresionada ante la disposición del país para recobrar la tranquilidad y continuar trabajando para procurar el desarrollo social y económico.

"Me llevó una gran impresión al ver a los nicaragüenses y representantes de diferentes partes del mundo porque se mira realmente que ustedes quieren un nuevo país. Se está trabajando, he visto proyectos e indicadores, creo que van en buen camino, es un buen inicio y es grande el esfuerzo de los diferentes sectores para trabajar en equipo", indicó Marqués.

Clelia resaltó que Nicaragua es uno de los países que más fomenta la promoción de valores acompañados de la educación en los primeros años.

"Veo programas muy importantes que ustedes los ponen en la práctica. Desde la familia están haciendo un trabajo insuperable, eso de ir de casa en casa es una gran labor y veo que quieren rescatar más los valores, los principios y sobre todo la educación", dijo.

"Ha tenido la oportunidad de ver la realidad versus la campaña mediática que pone a Nicaragua como un país en guerra. Nicaragua necesita que haya personas que sumen y no que resten", aseguró.

Otro de los invitados al foro, que se celebró durante dos días en Managua, es Nick Hoskyns, quien es parte del grupo de solidaridad con Nicaragua en Reino Unido. Él habló sobre la campaña que centenares de personas realizan para dar a conocer al mundo que el gobierno de Nicaragua y los nicaragüenses no están solos en su lucha por conciliar la paz ante las amenazas del imperio.

"El grupo de solidaridad es una estructura formal de hace muchos años, son hermanamientos como Gales con la Costa Atlántica u Oxford con León", comentó.

Hoskyns enfatizó que desde 1988 han trabajado de cerca en comunidades en el occidente del país, acto que ha permitido que cientos de personas del Reino Unido aporten para la construcción de caminos, apoyo a cooperativas y reparación de preescolares.

"Nicaragua fue un referente y una esperanza para mucha gente progresista en el mundo y hoy el foro nos da una imagen del país y nos encanta representar a los cientos de personas que están en Reino Unido en la campaña de solidaridad", dijo.

Finalmente, Julio Cesar Quiroz, integrante del Comité Central del Partido Comunista de Chile e integrante del Comité de solidaridad con Cuba, Nicaragua y Venezuela, relató que para los chilenos y comunistas estar en Nicaragua es un acto de continuidad.

"Estar hoy día aquí es también pensar en nuestra propia lucha. Este foro nos entrega elementos para divulgar la verdad al regresar a nuestros países. Constatamos que Nicaragua vive en paz. En nuestros países nos muestran imágenes del año pasado donde hay tranques y se ve la violencia y el caos", afirmó Quiroz.

"En este foro lo fundamental es que encara la verdad limpia y pura de la revolución Sandinista y de sus grandes logros".

"En nuestro país hasta el día de hoy las consecuencias del golpe de estado se siguen viviendo. Madres buscando y llorando a desaparecidos y ejecutados, miles que no han podido regresar y no queremos que ningún pueblo sufra el fascismo que han querido instalar en Venezuela y Nicaragua", concluyó.