Además de las jornadas de fumigación y abatización que se realizan casa a casa en cada barrio de la capital, el responsable de higiene del Centro de Salud Francisco Buitrago, Edgard Pérez, recordó que la población debe contribuir con la limpieza y destrucción de posibles criaderos.

La mañana de este jueves, se fumigaron 500 viviendas en el barrio Pedro Joaquín Chamorro, con el objetivo de eliminar el zancudo aedes aegypti, transmisor del dengue, zika y chikungunya.

La población debe detectar y eliminar cualquier posible criadero, limpiar canales y piletas, barriles y cepillarlo 3 veces a la semana, para eliminar el huevecillo que deja el mosquito, cortando el ciclo, dijo Pérez.

El funcionario hizo el llamado a la población a que ante cualquier síntoma como: fiebre, dolor y de cabeza y vómito, acudir inmediatamente al Centro de Salud más cercano.

Las familias valoraron de excelente esta fumigación y dijeron que garantizan la limpieza en los hogares y barrios, contribuyendo en medidas de prevención, que garantiza la salud de todas y todos.