El padre Uriel Molina, religioso miembro de la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz a través de un comunicado a nombre de la entidad, desmintió las noticias falsas de medios de la derecha acerca de su visita a la cárcel de mujeres La Esperanza con intenciones de confesar a reclusas para hacerlas admitir sobre los delitos cometidos.

Al mismo tiempo negó conocer a Ganimedes Jerez, hermano de una de las reclusas.

"El día 27 de diciembre pasado como miembro de la Comisión de la Verdad fui a viistar la cárcel Modelo de Tipitapa pero es falso que yo haya visitado la cárcel de mujeres con intención de confesar a las reclusas para que me confiaran el delito que habían cometido"

Molina reafirmó su identidad sacerdotal a pesar de no pertenecer al clero de Nicaragua, es sacerdote de la prematura de São Félix do Araguaia, dirigida por el obispo Dom. Pedro Casaldáliga.

Del mismo modo, recordó que la Orden Franciscana lo ha dimitido con decreto real, por lo que no es religioso franciscano.

Al respecto refirió que, debido a la ley canónica, no puede tomar sacramento de la confesión al no pertenecer al clero nicaragüense.