La jueza Segundo de Distrito Penal de Juicio de Managua condenó este 7 de enero a ocho personas acusadas por delitos contra el orden público del país y por el asesinato de un poblador, hechos ocurridos en el empalme Jinotega-Matagalpa en junio del 2018.

Los procesados son señalados por el Ministerio Público de “obstaculizar el paso y la libre circulación de las personas y medios de transporte que transitaban por dicho lugar” y a uno de ellos imputó la muerte de Pablo Israel Ramos Chavarría, ocurrida en el conocido empalme “El Guayacán”.

El 16 de junio del año pasado aproximadamente a las 3 de la tarde el procesado Juan Carlos Baquedano en ese lugar con un arma de fuego calibre corto emboscó y disparó a Ramos Chavarría, quien se dirigía con su hermano y amigos al centro de Jinotega. Las detonaciones provocaron hemorragia masiva intra-abdominal que ocasionó el día siguiente la muerte del ciudadano.

Por esa acción ilícita se condenó a Baquedano a 25 años de prisión.

Asimismo 20 años por terrorismo y dos por el delito de entorpecimiento de servicios públicos en perjuicio del Estado de Nicaragua.
Durante el traslado de Ramos Chavarría hospital otro grupo que se encontraban en el sector del “Llano de la Tejera” interceptó la ambulancia de la Cruz Roja Nicaragüense y bajó a la víctima rociándola con combustible, aumentando el sufrimiento y agonía del jinotegano.

Este hecho tipificado como secuestro simple fue atribuido a Orlando Granados Picado, Joel Blandón Villagra, Bernan y/o Berman Cruz Torres, Graybin Leiva Tinoco, Jony Leyva Picado, Juan José Gómez Medina y Félix Picado Castro a quienes se condenó a 3 años de prisión. Además se impuso 2 años por el delito de entorpecimiento de servicios públicos y 20 años de cárcel como coautores del delito de terrorismo en concurso medial con portación de armas de fuego.

Tomado de: www.poderjudicial.gob.ni