Roletazo de Ismael Munguía que no pudo agarrar Elmer Reyes, en la primera base, quien fue ubicado en esa posición no habitual después de varios movimientos, permitió que Juan Carlos González llegara desde la segunda al home, provocando que el Chinandega dejara tendido al Bóer 4 carreras por 3, y se clasificara a la gran final de la Liga de Béisbol Profesional Nicaragüense.

Lenin Picota, con un equipo joven y no favorito, demostró que con una buena dirección, garra y unidad, se puede llevar a un equipo a la cima.

Así lo demostró en esta serie, la cual es la segunda ocasión de manera consecutiva en que Chinandega deja en la semifinal al Bóer, y al igual que la temporada 2017–2018 lo hizo en 4 juegos.

La final arranca el viernes en el Estadio Héroes y Mártires, fiesta a la que Chinandega ha llegado en las dos temporadas pasada y se convirtió en Campeón, está ocasión se medirá a los Leones de León, dirigidos por el novato Sandor Guido.

Bóer desaprovechó su mejor oportunidad en el octavo episodio cuando el encuentro estaba 3-2 a favor del Chinandega, en esa entrada los capitalinos llenaron las bases sin out, pero Ronald Garth bateó roling por el shorstop que permitió forzar en home play y en primera, para la doble matanza.

Luego a Dávila lo golpearon y llenaron la bases nuevamente, pero Wilber Bucardo sacó la casta y ponchó a Janior Montes.

El Bóer igualaría en el noveno con sencillo de Juan Carlos Urbina en la alta del noveno, pero no fue suficiente, pues Chinandega rugió una vez más para dejarlos tendidos.