Queridas Familias Nicaragüenses :

Hemos tenido un Año de pruebas. Ha transcurrido un Año en el que todas las Familias nicaragüenses hemos vivido Tiempos duros; horas, días y semanas incomprensibles todavía, por su inverosímil carga de odio, angustia y aflicción.

Como [email protected] [email protected], hemos compartido tristeza, dolores, desgraciadamente, pero sin perder nunca la Esperanza en Dios, que más bien hemos visto fortalecida, como nuestra Fé.

Al cerrar este Año de complejidades, que ha forjado nuestro Espíritu y nuestra condición de Creyentes en un solo Dios, Misericordioso y Justo, le pedimos, desde el fondo de nuestros Corazones, que nos bendiga con un 2019 de Restauración, Renovación y clara, clarísima, Sintonía entre [email protected], como Pueblo suyo, que se une en Fraternal Confianza, para avivar Conciencia y Cultura de Reconciliación y Paz, como lo mejor para [email protected]

Nicaragua está hecha para que “brille hermosa la Paz en nuestro Cielo y nada empañe nuestra Gloria Inmortal...”

En esta Nicaragua de Bendición y Amor al Prójimo, “el Trabajo es nuestro Digno Laurel y el Honor nuestra Enseña Triunfal”.

Haremos del Encuentro y la Convivencia Armoniosa, nuestro compromiso y esfuerzo cotidianos, para que [email protected] edifiquemos el Futuro de [email protected] [email protected] y [email protected]

Vamos a propiciar, con Paciencia y Tolerancia, como “Artesanos de Paz”, Concordia y Alegría.Vamos a favorecer todos los Esfuerzos, todos los Emprendimientos, que representen Recuperación, Trabajo y Bienestar para [email protected] Tenemos el reto permanente de luchar contra la Injusticia y la Insolidaridad, desarraigando egoísmos e insensibilidades.

La Generosidad Cristiana, el Sentido de Familia, los Valores que nos conocemos, contribuyen a crear esa Nicaragua nuestra, y ese Mundo Justo, Humano, tan necesario para asentar la Vida.

Reconocernos y sabernos [email protected] Nicaragüenses, [email protected], Compañ[email protected], és reconocernos [email protected] e [email protected] por el mismo Dios que nos hace a [email protected]

Como decía Darío : El desafío és unir todos nuestros vigores dispersos, para aprender, para seguir aprendiendo, para crecer, más allá de todas las diferencias y las distorsiones. Más allá de lo que pretenda separarnos, o alejarnos del Bien Común.

Con Cariño y Esperanza cerramos este Año que durante algún tiempo nos llenó de pesadumbre. Y lo cerramos ya, y abrimos, en Nombre de Jesús, otro Tiempo. Estamos [email protected] de que nuestra Fé nos permite reencontrar la Energía Victoriosa de la Unidad, para trascender, y para continuar alabando y bendiciendo a ese Dios Justo y Misericordioso, que en todos Sus Caminos, y en todas Sus Obras, “guarda a los que le aman y bendicen Su Santo Nombre”.

En nuestra Nicaragua, “nos ilumina un Sol que no declina... Y ese Sol alumbra ya todas las Nuevas Victorias”.

Nicaragua, para brillar en Reconciliación y Paz...! Nicaragua, para trabajar honradamente, y prosperar...! Nicaragua, para mostrar [email protected] nuestro rostro de Pueblo Bueno, nuestra Cultura Hogareña, de Familia...! Porque así somos, y así sabemos ir Adelante, caminando con Confianza, [email protected] de estar [email protected], [email protected] de ser [email protected], de la Mano de Dios.

Paz, Bien, Alegría !

Bendición, Prosperidad, Victorias !

2019:NicaraguaPazyVictorias

2019:NicaraguaDignidadyVictorias

2019:NicaraguaReconciliaciónyPaz

2019:NicaraguaFeyEsperanza

 

Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional

Diciembre 31 del 2018

 

mensaje

mensaje

mensaje

mensaje

mensaje

mensaje