Las terminales de buses en los mercados de Managua con el paso de las horas se están llenando de ciudadanos que se disponen a pasar el fin de año con sus familiares que viven en los departamentos y que por trabajo no se puede reunir con frecuencia.

El 31 de diciembre las campanadas que anunciarán el comienzo de un nuevo año se pasarán en familia, así lo pudimos ver en la terminal de buses del Mercado Israel Lewites donde grupos de personas se dirigen a destinos como Pochomil, León, Chinandega y Villa el Carmen.

Juan Francisco Sánchez aprovechó la mañana para viajar hacia Pochomil. Ahí vive su familia con quienes pasará estas fechas.

“En estas fechas hay más gente que va para aquellos lados a las playas y los que trabajamos en Managua no vamos seguido porque no resulta viajar diario, por eso hoy aprovechamos para irnos temprano y así visitar a mis padres que tanto extraño”, manifestó.

El pasaje para llegar a Pochomil y Masachapa cuesta 35 córdobas y los buses salen cada media hora.

El viaje de otras personas es más lejos. Doña Esperanza Dávila junto a su hija y dos nietas abordó el bus expreso hacia Chinandega. Ahí espera reunirse con su madre, tíos y demás hermanos.

“Cada año voy a ver a mi madre. Le llevo unas cositas para que cocinemos y pasemos en familia. Le pido a Dios que me le de salud a mi viejita y a toda mi familia, esperando que este año sea mucho mejor para todos porque lo que necesitamos es vivir en paz para trabajar”, expresó.

Sobre la normalidad del transporte y el pasaje, Esperanza comentó que: “Sigue costando los mismos cincuenta córdobas hasta Chinandega. Siempre en el Israel es tardada la salida porque esperan que salgan casi llenos pero los que viajamos ya sabemos los horarios de salida así que venimos a esperar el bus con tiempo”, explicó.

buses

buses

buses

buses

buses

buses

buses