La comisión de la Verdad, Justicia y Paz envió un mensaje de fin de año a las familias nicaragüenses, recordando los graves daños ocasionados a nuestro país durante el intento de Golpe de Estado.

Al respecto, en el documento leído por el comisionado Jaime López Lowery exhortan a que “construyamos los puentes de la reconciliación para que haya diálogo constructivo y productivo. Busquemos y sigamos la Paz, sin la cual sería imposible avanzar con éxito al futuro. Reconstruyamos la patria o ella nos lo demandará”.

El mensaje también contiene un resumen preciso sobre la situación ocurrida desde el pasado 18 de abril. “Que terminó con una gran destrucción de edificios e infraestructura, derramamiento de sangre, personas que sufrirán discapacidades por el resto de sus vidas y el severo daño infringido a la salud mental de todo el pueblo”, refiere el documento a la vez que afirma que reparar esos daños será uno de los más grandes retos para 2019.

Del mismo modo, afirma que los hechos ocurridos fueron daños que pudieron evitarse, siempre y cuando se utilizaran métodos distintos para liberar el descontento de algunos sectores contra el Gobierno Central y sus autoridades.

“Pero desdichada y lamentablemente se acudió al uso de la violencia, agravada por sentimientos de odio que dejaron a centenares de nicaragüenses victimizados y ultrajados por el secuestro, la tortura, asesinatos , violaciones, robos, asaltos, cobros indebidos de peaje y otros delitos, principalmente alrededor de los llamados ‘tranques’, verdaderas (…) de intimidación y terror”, versa la carta.

Situación de presos por participar en actos violentos

La comisión informó que se verificaron en diversas ocasiones la situación de los privados de libertad acusados de participar en los hechos de violencia investigados.

“Con total honestidad podemos informar al pueblo de Nicaragua y en especial a las familias de éstas personas que ellos no están siendo torturados ni están recibiendo malos tratos. De su propia voz hemos escuchado que no han sufrido maltratos por policías o custodios penitenciarios, quienes están en condiciones mucho más favorables que los privados con más tiempo en detención”, señala.

Redes sociales

Indicaron que opuestamente a la realidad, se han utilizado redes sociales para continuar manipulando la situación, pero también algunos medios de comunicación masiva.

Asimismo, invitaron a otros organismos de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales a revisar en conjunto la lista de muertos y lesionados para entregar al pueblo y al mundo una cifra única y verificable.

“Ésta comisión lamenta y rechaza el injerencismo de otros países de la región y en especial del Gobierno de los Estados Unidos de América, quienes contrario al espíritu de coadyuvar en la búsqueda de una solución pacífica y la reconciliación entre los nicaragüenses, promueven una agenda política contraria a los legítimos intereses de nuestro país, lo cual no representa más que una violación a la soberanía y autodeterminación en los asuntos internos de nuestro país”, advierte.

Al respecto resaltan cómo en medio de la “selva de retórica” que adornó la última reunión de la OEA, las cifras son dispares y no se atendió al llamado a corroborarlas, a pesar del llamado que hiciera el Cardenal Leopoldo Brenes.

“Es inverosímil que el último informe de los mecanismos para Nicaragua, la CIDH, no reconoce que el Gobierno de Nicaragua fue objeto de un atentado a la democracia, legitimada constitucionalmente. No se requiere mucho sentido común para entender que no era un atentado a través de las armas, sino más bien a través de una campaña poco encubierta, a través de las ONG opuestas al Gobierno de Nicaragua, quienes usaron las redes sociales y medios de comunicación para manipular a la población para levantarse contra las instituciones del Gobierno nicaragüense”, condena.

Durante su investigación en el campo de la salud mental pudieron confirmar que “el miedo fue el sentimiento más constante y generalizado durante los momentos más importantes del conflicto psicosocial, llegó a tomar características de realidad en la población, exacerbado intencionalmente por la creación, difusión y manipulación de noticias como la noticia de la intoxicación a la población por parte de aviones fumigadores que se repetía constantemente, maliciosamente en algunos medios de comunicación y las redes sociales“.