Las opiniones sobre cómo debe ser recordado el Día de los Santos Inocentes son variadas. En Nicaragua y el mundo entero la costumbre más extendida es el hacer pequeñas bromas.

El carácter jocoso nicaragüense hace que las bromas sean lo cotidiano para un día como hoy.

El locutor de Tu Nueva Radio Ya William Martínez, o “Latin William” —como es más extendidamente conocido— recuerda un par de bromas que le hicieron pasar por inocente.

“Me dicen que me saqué la lotería nacional, que me había ganado casi 30 millones de córdobas y lo otro, que yo mismo hice, que inventé la muerte de un ‘broder’, que le dije a su novia que le había pasado un camión de cerveza y la muchacha empezó a llorar y es que el novio andaba bolo”, recuerda.

En ese sentido, afirma que es una fecha que aprovechan muchos para sacar a flote su creatividad bromista.

“Lo primero que yo voy a hacer es sacar la broma de los regalos, mucha gente lo sabe, que está esperando regalo, quiere regalo, pero yo les voy a tener su regalo, y cuando miren, es una broma”, planea con una sonrisa burlona.

Uno de sus compañeros de trabajo, Calixto Valle Rugama, alias “Calulo” quien, a pesar de ser reconocido como bromista, tiene un concepto distinto de ese día.

“En realidad este día es para rememorar, para recordar la matanza de todos los niños humildes que había en aquel entonces. Pero hoy en el mundo, el mundo lo ha tratado de hacer burla, de hacerlo gracia, de hacerlo chacota, de hacerlo guasa y debe ser todo lo contrario”, expresa.

A pesar de que cada 28 de diciembre es un día ideal para bromear con amigos y familia, el padre Antonio Castro, párroco de la Iglesia La Merced en Managua, recuerda que el día hace referencia al asesinato y persecución de Herodes al recién nacido Salvador del Mundo.

La Biblia cuenta cómo Herodes sintió su poder comprometido y en riesgo,

“Los científicos, astrólogos, van a buscar al rey (Jesús) que ha nacido y van a Belén, buscan la autoridad que era Herodes, el rey, y le dicen a qué vienen. Herodes les dice ‘sí, vayan, búsquenlo, cuando lo encuentren le avisan para ir yo a adorarlo’”, comenta.

“Al no regresar donde Herodes estos astrólogos él (Herodes) se siente burlado, se siente traicionado y ordena un decreto de ley para asesinar a todos los niños de 0 a 2 años y así conservar él su poder en ese sentido”, comenta el religioso.

Esta fecha se convirtió en una excusa para hacerse bromas entre las personas y se llamó el "Día de los Santos Inocentes".