Un poco más de mil presos que cumplen condenas en las diferentes cárceles del país, recibieron del Gobierno Sandinista "el perdón presidencial de convivencia familiar" para que regresen en estas fiestas navideñas y de fin de año, a sus hogares y puedan reinsertarse a la sociedad.

El acto oficial de este beneficio legal se realizó en el Sistema Penitenciario de Tipitapa, en el que participó la Alcaldesa de Managua, Reyna Rueda, el alcalde de Tipitapa César Vázquez, la Ministra de Gobernación Amalia Coronel; el director General del Sistema Penitenciario Prefecto Julio Guillermo Orozco, el vicario de cárceles Padre Eddy Rojas y familiares de los protagonistas de este beneficio legal.

Tras recibir la carta que les regresa su libertad para retomar sus vidas y sumarse al desarrollo del país, los presos y presas se unieron a sus familiares, este momento que siempre anhelaron fue posible gracias a la voluntad del presidente de la República comandante Daniel Ortega Saavedra y la vicepresidenta compañera Rosario Murillo, de querer unir a las familias en paz y reconciliación.

Fueron momentos de mucha emoción, de alegría, en la que hubo lágrimas, abrazos y besos, entre padres, hijos y matrimonios.

Aprendió a leer y se graduó de ingeniero

Entre los beneficiados con este perdón presidencial, se encuentra Carlos Antonio Tinoco, quien llegó al sistema penitenciario, siendo un joven iletrado y tras 22 años de permanecer preso, ocupó su tiempo para aprender a leer y escribir, cursó la primaria, secundaria y terminó convirtiéndose en un licenciado de agro negocios, carrera que estudió en la Universidad Nacional Agraria.

Tinoco es una de las mil historias que este 21 de diciembre, dejan los fríos barrotes carcelarios para regresar a La Libertad en Chontales, donde buscará sumarse a las labores agrícolas y de esa manera contribuir a la seguridad alimentaria de los nicaragüenses.

 “Es una oportunidad grande que he recibido y por eso le agradezco mucho al gobierno, al sistema penitenciario, a mi familia y esto lo tomo como un regalo de Dios, después de 20 años cometí un error y aquí lo estamos saldando con el tiempo en la cárcel. Yo era un analfabeto cuando ingrese al sistema, comencé a estudiar, aprendí a leer, saque muchos cursos técnicos y hasta una carrera profesional, ahora espero trabajar en proyectos”, comentó Tinoco, mientras se abrazaba fuertemente con su esposa.

“Yo quiero agradecer de mucho corazón al presidente Daniel por perdonarme la condena, es una obra de Dios esta decisión, ahora es un borrón y cuenta nueva, tengo una nueva vida y de todo corazón si en algún tiempo falle que Dios me lo perdone”, señaló José Chamorro Canales.

“Queremos agradecer a Dios primero, luego al presidente y a la compañera Rosario Murillo porque nos ha cumplido, y nos va a seguir cumpliendo porque este gobierno es de reconciliación, es de amor, es de paz, así que le damos gracias porque el presidente quiere a su pueblo y así vamos a estar con él”, dijo Cristina Cardoza, esposa de Chamorro.

La alcaldesa de Managua, compañera Reyna Rueda, indicó que Carlos Antonio, es un ejemplo del amor, porque a pesar de cumplir una condena larga, no se vio derrotado, se puso a estudiar por su familia, porque siempre tuvo fe de recuperar la libertad.

“Es muy importante la unión familiar y es por eso que nuestro presidente Daniel y la compañera Rosario, han impulsado y desde el primer momento han impulsado lo que es la convivencia familiar porque desean la paz y la armonía entre nosotros que somos hermanos, eso somos los nicaragüenses y nos sentimos emocionados al ver estos ejemplos de amor entre las familias que hoy reciben a sus padres, hermanos, hijos, hijas, nuevamente en el seno de su hogar”, señaló Rueda.

En la cárcel de Tipitapa recobraron su libertad 170 hombres y 38 mujeres. En total fueron 1 mil 34 presos de todo el país, de estas 109 mujeres y 920 hombres.

 

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos

presos