Marlon Antonio Castro López, de 35 años, alias Charrito, fue capturado en el Triángulo Minero por la Policía Nacional por los delitos de asesinato, crimen organizado, asesinato frustrado, secuestro, lesiones y tenencia ilegal de armas de fuego en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense.

Castro era cabecilla de un tranque y el 11 de junio junto con otros delincuentes golpistas atacaron con armas de fuego el puesto policial ubicado en la comunidad Sislao Paraska, comarca Pueblo Nuevo del municipio de Mulukukú en el Triángulo Minero.

El comisionado mayor Farle Roa, segundo jefe de Auxilio Judicial, expresó que en este ataque asesinaron a los tenientes Dixon Bismarck Sosa Enríquez, Carlos José Zamora Martínez y Martín Ezequiel Sánchez Gutiérrez.

También resultaron lesionados el capitán Ramón Saturnino Zavala Olivas y el suboficial mayor Leonardo Castillo Ruiz.

Al delincuente golpista se le ocupó un revólver calibre 38 y municiones del mismo calibre”, dijo el Comisionado Mayor.

Mencionó que otros de los delincuentes que integraban el grupo delincuencial golpista y están detenidos son: Apolonio Fargas Gómez, Ernesto Jarquín Orozco, Nicolás Cienfuegos, Pablo Úbeda Zeledón y Pedro Lumbí Hernández.

Los golpistas pendientes de captura Rigoberto Castro, José Salmerón, Omar Mojica, Juan Salmerón, David Hernández, José Figueroa, Justo Pastor Jarquín, Margarita Jarquín, Jordin Fargas García y José Hernández.

pn

pn

pn

pn