El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) desarrolló un panel con la participación de expertos en temas medioambientales, quienes debatieron sobre los resultados de la Cumbre del Clima número 24 de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El ministro para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist refirió que durante la cumbre se abordó el tema de como limitar el alza de la temperatura a nivel mundial en un promedio de 1.5 grados, aspecto importante ya que de subir esos niveles se provocarían resultados catastróficos a nivel mundial.

“Durante la Reunión del COP 24 en Polonia, en nombre de los estados isleños se propuso que se dé la bienvenida al informe pero los grandes países productores de petróleo, gas y carbón, exportadores, como Estados Unidos, Arabia Saudita, Kuwait y Australia, negaron la bienvenida, negando la incorporación del documento a la convención de cambio climático, sin embargo, nosotros seguimos adelante con las recomendaciones para alcanzar el 1.5 porque es una situación crítica para Centroamérica, Caribe, la zona sur de Asia quienes somos víctimas del cambio climático”, refirió.

Oquist manifestó a su vez en el encuentro acordaron fijar metas para el financiamiento a partir del 2020, además se creó un ambiente para la reposición de recursos del Fondo Verde Climático, en el que Alemania y Noruega anunciaron la duplicación de sus contribuciones.

MARENA1

“La administración de Trump en Estados Unidos había cancelado dos mil millones de dólares para el Fondo Verde y al duplicar las contribuciones los países de Australia y Noruega es una buena respuesta, además Japón, Suecia, Rusia, anunciaron que van a aumentar sus contribuciones en forma significativa. Así mismo, los países en desarrollo debemos luchar para mantener lo que ya tenemos, la diferenciación entre países desarrollados y en vías de desarrollo quienes hemos tenido una historia diferente en cuanto a cambio climático”, expresó.

De igual manera, el funcionario se refirió al pronunciamiento del presidente Daniel Ortega ante las Naciones Unidas en 2015 en el que planteó que la única manera justa de resolver el tema con equidad es que los países que han ocasionado tanto daño, indemnicen a los países víctimas de los daños al medio ambiente.

“Nicaragua, defendiendo las posiciones consecuentes de los países en desarrollo, planteó que las sanciones contra individuos y organizaciones, empresas y países enteros minimizan la capacidad de lucha en contra del cambio climático y el desarrollo sostenible, sanciones como el Magnitsky contra países enteros, son violaciones de derechos humanos, son arbitrarias y unilaterales y violan el derecho internacional y derechos humanos de las personas de países enteros”, añadió.

Nicaragua desarrolla ejes de trabajo para contrarrestar el cambio climático

De manera directa, el gobierno a través de las diferentes instituciones dedicadas a las labores de preservación de los recursos naturales cuenta con un plan de acciones, así lo expresó el compañero Javier Gutiérrez, vice titular del Marena.

“Nuestro presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo ven el tema del cambio climático como una gran prioridad y eso lo llevamos a efecto en acciones climáticas a través de programas y proyectos que están beneficiando a muchas familias en diferentes territorios vulnerables al cambio climático como el corredor seco y la frontera agrícola”, subrayó.

MARENA1