Nueve sujetos que durante los meses de abril a julio se organizaron para instalar un tranque en el sector del colegio La Inmaculada, en Diriamba, fueron declarados culpables por los delitos de crimen organizado, entorpecimiento de servicios públicos, portación o tenencia de armas, fabricación y tráfico de armas de fuego, tortura, secuestro simple, lesiones físicas y robo agravado.

Los acusados en este caso fueron Sebastián González Rocha, Vidal Canizales Hernández; José Vidal Jirón Abud; Pedro Flores Álvarez; Sergio González; Jeisson Antonio Canizales; Ismael Calderón; Denia Villavicencio y Pedro Rafael Chong. Todos participaron en los actos de violencia acontecidos en Diriamba y que llevaban el objetivo de desestabilizar el país.

Por varias semanas instalaron el tranque ubicado frente a la gasolinera Puma y colegio La Inmaculada.

El 20 de junio pasado a eso de las una de la tarde, el ciudadano José Palacios viajaba en su motocicleta junto a su amigo José Castro Flores, cuando fueron interceptados por Pedro Flores Álvarez y Sergio González, ambos armados con lanza morteros y una escopeta.

Posteriormente se acercaron otra docena de individuos también armados y encapuchados, quienes los golpearon y hacían disparos para atemorizarlos. Esta situación dilató por varias horas en incluyó el robo de sus pertenencias y tortura.

También se les señaló durante el juicio del robo de pertenencias de las personas que intentaban cruzar el tranque, además del cobro de peaje.