Con la participación de 52 artesanos se llevó a cabo la “Navi Fest Emprendedores” realizada en la Plaza de Colores del Puerto Salvador Allende, evento promovido por el Movimiento Ambientalista Guardabarranco de Juventud Sandinista, en el que además de promover el talento de los jóvenes, se impulsó la cultura del reciclaje, siendo notorio en muchos de los productos ofertados.

Además, se ofreció gastronomía popular, cuero- calzado, venta de plantas y otros servicios, generando de esa manera un espacio comercial y entretenido para las familias que participaron de la feria, así como los protagonistas.

“Esta es una feria en la que las instituciones de carácter ambiental nos hemos unido para promover el cuido del medio ambiente, así como el emprendedurismo, a lo largo del año hemos venido trabajando en el desarrollo de actividades similares, siendo esta la octava feria y vemos cómo la gente ha venido aprendiendo a elaborar adornos, bisutería y otros objetos con material reciclable. Además, se está vendiendo esos riquísimos postres de la temporada, acá lo importante es reunir a las familias y fomentar el emprendedurismo”, expresó Daniel Sequeira, Movimiento Ambientalista Guardabarranco.

feria2

La experiencia de poder establecer un contacto directo con las familias, es lo que más destacan los protagonistas, quienes a bajos costos ofrecen sus productos y servicios, tal es el caso de José Castillo de Jarquín Confecciones.

La feria es un espacio en el que estamos promoviendo nuestros productos y más en esta temporada navideña en la que aumenta la demanda, ofrecemos camisetas serigrafiadas con diseños personalizados y populares. Lo importante es que poco a poco nos estamos dando a conocer y la gente aprecia nuestro talento, hay mucho apoyo a los pequeños negocios y eso de lo debemos al gobierno y al pueblo que nos compran los productos”, expresó.

Heidi Rugama también se sumó a la feria ofreciendo bisutería elaborada a base de material reciclable, collares, aretes, pulseras y floreros forrados y decorado con papel aluminio.

“Hemos venido aprendiendo a elaborar bisutería con el aluminio que extraemos de las latas de bebidas, botellas plásticas y CD, los que adornamos con cintas, hilos de colores y otros complementos. La feria nos permite entablar un acercamiento con otros recicladores y con el pueblo, que ha aprendido a usar artesanías de reciclaje y eso demuestra que nuestra conciencia ambiental está cambiando de manera positiva”, subrayó.

feria2

feria2

feria2

feria2

feria2

feria2

 

feria2

feria2

feria2

feria2

feria2

feria2