Miembros de las Comunidades Eclesiales de Base (CEB) de todo el país, participaron de la Asamblea de Comunidades Cristianas Gaspar García Laviana, encuentro que se enmarca en el 40 aniversario del paso a la inmortalidad del cura guerrillero, en la que cada uno de los asistentes reafirmaron su compromiso con el proceso revolucionario, así mismo mostraron su pleno respaldo al Frente Sandinista y al Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

El compañero Tomás Valdez, miembro de la Comunidad Eclesial de Base de la Colonia 14 de septiembre, destacó que las comunidades de base han demostrado que el cristianismo y la revolución van entrelazados.

“Seguimos en la lucha por los pobres, apoyando al gobierno revolucionario, al Comandante Daniel Ortega, a la Compañera Rosario, porque son los que han permitido la opción preferencial por los pobres tal y como lo mandata la palabra de Dios. Muchos religiosos han abandonado el principio de comunión con los pobres, pero hoy nosotros patentizamos nuestro apoyo a la segunda etapa de la revolución y estamos convencidos que seguiremos de frente con nuestro espíritu de lucha a como se lo hemos demostramos al golpismo”, expresó.

Aquí seguimos, llenos de esperanza, combativos, en la lucha frente a las nefastas pretensiones que tienen los imperialistas, acá nada nos hará retroceder como revolucionarios, porque tenemos nuestras manos, nuestro corazón y mente para luchar y salir adelante, venciendo de la mano de Dios, porque él está con los justos”, añadió.

APOSTOL1

En el encuentro se plantearon cuatro ejes, entre ellos la condena enérgica ante las acciones desestabilizadoras en contra del proceso revolucionario y el pueblo sandinista, además de la exigencia de justicia para las víctimas de la intentona de golpe de estado.

“Durante 90 días estuvimos secuestrados, vivimos terror, sin embargo, nosotros como una comunidad jamás dejamos de ejercer las actividades cotidianas porque es un deber moral de nosotros enfrentar las situaciones que se nos presentan. Logramos vencer al golpismo y estamos seguros que el Gobierno hará justicia y no permitirá que nuestros logros como pueblo sean destruidos”, externó Rafael Valdez.

APOSTOL1

Gaspar, un religioso virtuoso que predicó con el ejemplo

Durante el encuentro el compañero Orlando Medina, compañero de lucha de Gaspar García Laviana, señaló que él siempre fue un hombre que a costa de todo defendió el derecho a la educación, salud e integridad del pueblo nicaragüense, acción que le costó la vida pero que años después se ve el fruto de su sacrificio.

“La iglesia de los pobres es la iglesia de Gaspar, en la que él se formó y en la que murió, tuve la oportunidad de luchar junto a él, siempre defendió a las mujeres, a los niños y nos organizó en los movimientos cristianos donde nos indujo a la lectura bíblica, la cual trasladábamos a la práctica, nos hablaba de las clases sociales y de cómo los pobres éramos humillados, por esa razón luchamos”, dijo.

El encuentro permitió fortalecer la hermandad entre los miembros de las comunidades, los que luchan por un bien común y sobre todo por practicar el evangelio enfocado en una cultura de paz y reconciliación.

APOSTOL1

Reafirman el compromiso con la defensa de la paz y la tranquilidad del pueblo

El diputado Carlos Emilio López se sumó al encuentro y refirió que las CEB están estrechamente ligadas con las políticas de paz, reconciliación y no violencia, que se promueven desde el Gobierno de cara al fortalecimiento de los vínculos entre las familias y las comunidades.

Hay una total sintonía entre el pronunciamiento de las comunidades cristianas con la política de cultura, paz y entendimiento nacional, misma que busca el encuentro, la reconciliación, pacificación y relaciones de armonía entre todas las familias nicaragüenses. Nicaragua quiere paz, una paz que se construye a como lo dicen las sagradas escrituras; bienaventurados los que construyen la paz, la paz como un bien social, relacionada con la justicia, multidimensional y sinónimo de desarrollo pleno”, destacó.

Al finalizar el encuentro, los asistentes dieron lectura a una proclama en la que se hace referencia al compromiso de participación en el proceso revolucionario nicaragüense como consecuencia de la fe en el Dios de los pobres, además de la condena enérgica a las acciones coordinadas por grupos políticos, sectores de la jerarquía católica, empresarial y el gobierno de los Estados Unidos.

Mostraron su respaldo a las denuncias realizadas por las Comunidades Eclesiales de Base San Pablo Apóstol, en la que se revela la participación de un obispo católico en la conspiración y articulación de grupos políticos en el intento fallido de golpe de estado, a su vez, exigieron al estado de Nicaragua, haga justicia a todas las víctimas, sus familiares y al pueblo en general de la intentona de golpe de estado.  

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

APOSTOL1

18

18

18

18