El ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, destacó que el Presupuesto General de la República aprobado por la Asamblea Nacional para el año 2019, sigue la lógica de destinar la mayoría de los fondos en el gasto social y la inversión pública, con el objetivo de que el país continúe en la ruta de reducción de la pobreza, crecimiento económico y mejor distribución de la riqueza.

En una entrevista con el periodista Alberto Mora, de la Revista En Vivo, el ministro Acosta explicó que, siguiendo la lógica de todos los años, desde que el Gobierno Sandinista regresó al poder, el presupuesto tiene como prioridad a la mayoría de la población.

“La prioridad son las mayorías, los más necesitados, los más pobres, los que demandan los servicios, por eso hemos mejorado nuestra eficiencia en la recaudación para que rindan los recursos, que pague el que tenga que pagar, y dirigirla al gasto social: más salud, más educación, más inversión pública, que se refleja en lo que es el programa de energía, electrificación, mejora en el sistema de infraestructura hospitalaria, fortalecimiento de los ambientes escolares, y sobre todo programas sociales para los más pobres”, comentó.

En ese sentido, explicó que desde el año 2007 la lógica de trabajo del presupuesto cambió y también cambió la forma de hacer política pública, expresada en el presupuesto.

Señaló que el distribuir los recursos correctamente en el presupuesto, “permitió que lográramos mejorar el gasto público y la inversión pública, y sobre todo la gestión de los recursos o del financiamiento para el desarrollo, la ejecución de los recursos con calidad impactando en la reducción de la pobreza y la pobreza extrema”.

“Eso ha permitido que nosotros hoy podamos decir que el país, en conjunto el sector privado y el sector público, es de los mejores ejecutores en Centroamérica y ha logrado movilizar la mayor cantidad de recursos disponibles para la inversión pública”, aseguró.

Dijo el ministro que Nicaragua es el país número uno en ejecutar los recursos aprobados por las multilaterales, cuando tienen la ejecución es baja en cualquier otra parte del mundo.

“Aquí se ejecuta bien y hay resultados, se ejecuta bien y a costos razonables, con eficiencia y efectividad. Ejecutar en menos tiempo permite movilizar más recursos y hace alcanzar objetivos de reducción de la pobreza y distribución de la riqueza”, refirió.

Agregó que la efectividad del país en la ejecución presupuestaria ha sido reconocida por la banca multilateral, por la CEPAL, por el Fondo Monetario, entre otros organismos.

“Ese es un tema que ha hecho que en 11 años el país ha tenido un crecimiento y además ha habido una distribución un efecto en el desarrollo”, valoró.

Presupuesto está financiado

El titular de hacienda, informó que la proyección en los ingresos es de unos 70 mil millones de córdobas, y el gasto se estima en 80 mil millones.

Explicó que la proyección de ingresos fue estimada razonablemente, tomando en consideración las consecuencias negativas que el intento del golpe de estado tuvo en la economía del país.

“Cuando uno evalúa los programas financieros, fiscales y monetarios, el país ha estado en buen pie, y por eso se ha visto como se ha absorbido todo el shock derivado del golpe. Si el país no se hubiera manejado correctamente no pudiera resistir eso”, destacó.

Por otro lado, el buen manejo del déficit y un endeudamiento razonable, siendo Nicaragua el país que menos deuda tiene en Centroamérica, son factores que permiten que la actividad económica que fue golpeada vaya reactivándose, generando más ingresos.

Es por ello que el Gobierno, acompaña la ruta de trabajo de la población y de los agentes económicos que se enfocan en realizar un mayor esfuerzo para dinamizar la economía en la línea correcta.

“Todos estamos en búsqueda que funcione (la economía) y el gobierno está en función de apoyar a la actividad económica”, aseguró.

El Ministro detalló que el 56.2% del presupuesto está destinado al gasto social en salud, educación y seguridad, mientras que el programa de inversión pública está presupuestado en 25 mil millones de córdobas.

Comentó que en el gasto social se mantienen la gratuidad en salud y educación, mejoramiento de espacios escolares, infraestructura hospitalaria, tecnología en salud y educación, entre otros.

Mientras tanto, en la inversión pública, continúan los programas de electrificación, agua y saneamiento, infraestructura vial y reactivación del turismo, entre otros.

Profundizando sobre el programa de inversión pública, Acosta señaló que el gobierno trabaja en la ruta de fortalecerla y agregó que en el 2018 no se ha detenido este programa, con el objetivo de generar empleos y dinamismo económico.

Informó que todos los proyectos de arrastre del 2018, están financiados en 2018 y aseguró que no hay ningún proyecto que se inició en 2018, que tiene que continuar en 2019, que se quedó fuera del presupuesto.

“Los proyectos nuevos que habíamos proyectado en el mediano plazo, todos lo que proyectamos para iniciarse en 2019 están en el presupuesto financiado y están por iniciar”, afirmó.

Además, anunció que, hasta este martes 12 de diciembre, se han logrado movilizar 3 mil 100 millones de dólares para financiar la inversión pública y el gasto social a través del financiamiento externo.

“Ese stock nunca había existido antes, que son recursos gestionados, aprobados, contratados, por diferentes fuentes para seguir movilizando recursos en este país por 4 o 5 años”, aseguró.

PUEDE CONSULTAR LA ENTREVISTA COMPLETA EN EL SIGUIENTE ENLACE