Cinco personas han muerto y tres han resultado heridas después de que un hombre abriese fuego en el interior de la Catedral Metropolitana de Campinas, ciudad situada en el estado brasileño de Sao Paulo, informaron fuentes oficiales.

El hombre entró con una pistola y un revólver calibre 38, y tras disparar contra varias personas se suicidó frente al altar. 

Las víctimas todavía no han sido identificadas, mientras que las autoridades investigan la motivación del crimen. 

Según los servicios del SAMU y de bomberos, los heridos ya han sido trasladados al hospital.