El canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres, aseguró que la intentona golpista que sufrió Nicaragua recientemente se montó sobre la base de las mentiras y el poder mediático.

Al comparecer en el programa En vivo del Canal 4 en el Día de los Derecho Humanos, Moncada señaló que el Gobierno Sandinista resguarda los derechos de todos los nicaragüenses, pero no solamente aquellos que son utilizados con un sesgo político por los llamados ONG al servicio del imperio, sino también los que aseguran una buena vida a la población, como salud, educación, agua potable, energía y otros.

Moncada explicó que, para Nicaragua el Día de los Derechos Humanos y los Derechos Humanos como tales, siempre han jugado un papel muy importante, “no solamente porque realmente son una gran conquista de la Humanidad con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales, porque la vocación de nuestro Gobierno, la vocación del Frente Sandinista de Liberación Nacional, realmente ha sido el ser humano; por eso precisamente, se hizo una lucha de liberación”.

“El Frente Sandinista de Liberación Nacional encabezó una lucha contra la dictadura porque la dictadura de Somoza era esencialmente violadora de Derechos Humanos”, dijo.

Añadió que la dictadura era “violadora del derecho a la vida, violadora del derecho a la libertad, violadora del derecho a la dignidad, a la identidad, en fin… Y precisamente, recordemos que el comandante Carlos Fonseca decía: Los nicaragüenses somos revolucionarios más por dignidad y por vergüenza, que por una formación política marxista-leninista y tiene que ver precisamente con los elementos que hoy se conmemoran, con los principios y valores de los derechos fundamentales”.

Querían romper orden constitucional

Resaltó que a los nicaragüenses Sandino les enseñó a ser muy dignos, defensores de la Soberanía, de la Patria, de la Dignidad Nacional y, por consiguiente, de la dignidad personal. “Todo eso realmente conlleva una formación de los sandinistas de ayer y de hoy, y por eso es que los sandinistas de pronto somos tolerantes, somos el gobierno nuestro tiene una gran dosis de tolerancia, de visión del presente y del futuro, de condescendencia, pero también de responsabilidad en lo que le responde, que es como gobierno, a administrar el país, está obligado el Presidente Ortega por mandato de la Constitución, a cumplir y hacer cumplir la Ley”, enfatizó.

“Tenés que asegurar y garantizar el funcionamiento normal del Estado, que precisamente es lo que se intentó en los meses anterior, romper, realmente lo que aquí se dio fue un intento de golpe de estado, una ruptura del orden constitucional, un desconocimiento del Estado de Derecho”, dijo el Canciller nicaragüense.

“Todo ello, encierra, los derechos humanos, los derechos fundamentales, el ejercicio de los derechos y de garantías”, añadió.

Observó que, en el contexto actual, “derechos humanos para nosotros siguen siendo principios, valores, obligaciones constitucionales que las cumplimos, obligaciones en el ámbito internacional que los cumplimos, hacer prevalecer, promover y defender los derechos fundamentales”.

“Realmente hay derechos, hay deberes y hay obligaciones y por supuesto, los derechos que se defienden son el derecho a la vida, el derecho a la seguridad, el derecho a la paz, el derecho a la convivencia pacífica, el derecho a la tranquilidad, el derecho al ejercicio precisamente, de todo lo que la Constitución garantiza y los organismos internacionales garantizan para el ser humano, que es ejercer y practicar esos derechos”, explicó.

Gobierno garantiza Derechos Humanos

Destacó que en el Gobierno Sandinista realmente está garantizado estos derechos regulados en la Constitución y regulados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero, además, va más allá porque además de esos derechos intrínsecos del ser humano, también están los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos.

“En el caso de nuestro Gobierno ha habido un impulso, un desarrollo, un progreso y parte de esa dinámica que hemos desarrollado, de combinar la práctica de los derechos y garantías constitucionales de los seres humanos, el desarrollar, el poner en práctica políticas de estado económicas-sociales que benefician a las mayorías que históricamente ha estado excluidas a nuestro población, marginada y vulnerable, es precisamente lo que no ha gustado y en gran medida, sirve de pretexto para conspirar, pequeños grupos internos, combinados con grupos externos, financiados por algunos sectores del gobierno de Estados Unidos”, ahondó.

Se aliaron con el Crimen Organizado Internacional

Acotó que, el golpismo que usó los derechos humanos como pretexto en nuestro país actuó “combinado, inclusive, con organizaciones del crimen organizado internacional que precisamente lo que deja una situación particular en el país y de pronto es lo que dicen: ¿Por qué tantos fallecidos, qué paso? Precisamente por esa combinación de lo político con el crimen organizado, con financiamientos internacionales y con participación de la delincuencia organizada internacional”, refirió.

“Para nosotros (el respeto a los) derechos humanos es importante, es trascendente, es responsabilidad de Estado, es responsabilidad de Gobierno, es una vocación humanitaria de nuestro Gobierno”, recalcó.

200 millones de mensajes falsos

Sobre el actuar de las organizaciones de derechos humanos internacionales, cuyos informes han sido rechazados por Nicaragua, dijo que “debemos entender que todo se confabula, a una conspiración como el golpe de estado fallido que a estas alturas está derrotado se combina precisamente, lo que ya es una práctica de las potencias, combinar sus fuerzas partidarias internas que son sus aliados, el aporte financiero que dan, poner en movimiento el crimen organizado internacional, y paralelamente y posteriormente, dinamizan organismos de derechos humanos”.

Señaló que esos organismos de derechos humanos “que, si los vemos desde la defensa y protección, uno dice estamos de acuerdo con algunos organismos, pero no con ellos, que realmente ejercen una labor política y politizan los derechos humanos, porque su objetivo, precisamente, es darle dinámica, sobre todo, en términos mediáticos, con algunos medios que ya conocemos, para decir lo que está ocurriendo es responsabilidad del Gobierno del Presidente Ortega”.

Convierten mentiras en verdades

“Es decir, convertir mentiras en verdades, como es lo que realmente se usó, por eso pusieron en práctica la guerra sicológica, con la masividad de uso de los medios de comunicación masivos y con las redes sociales, sobre todo, porque hubo una dinámica de cerca de 200 millones de mensajes en su momento, para 6.3 millones de habitantes”, precisó.

“Todo eso estaba prediseñado con imágenes, con videos, que hacían aparecer como que la violencia era generada por el estado, por el gobierno, por sus instituciones y a partir de ahí, iniciaron una campaña mediática precisamente para afectar, confundir, des‑cohesionar a los nicaragüenses, en función del apoyo que en las elecciones se ha demostrado que tiene el gobierno del presidente Ortega”, reveló el Canciller Moncada.

“Esa ha sido gran parte de la estrategia y en eso han jugado un papel importante los organismos de derechos humanos, como la CIDH, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otros organismos internacionales que se confabulan también para decir que este gobierno digamos, es el responsable de lo que está ocurriendo y no precisamente ellos que son los que están conspirando y que quieren derribar a un gobierno legítimo constitucionalmente electo y que ha gozado del apoyo de la mayoría de la población”, dijo.

Señaló que ese apoyo ha sido precisamente como una respuesta a su política económicas y sociales que van en función del bien común y de beneficio a la población.

EU no cumple

“El gobierno de Estados Unidos ha sido y sigue siendo imperio, una potencia mundial, que actúan como si fueran policías internacionales y creen que son los abanderados de la democracia, de las libertades y de los derechos fundamentales”, indicó.

Señaló que, sin embargo, “Estados Unidos no suscribió, no son parte de esos tratados, de esos convenios, que regulan los derechos humanos”.

“Simple y sencillamente, el organismo tiene su sede en Washington, los Estados Unidos da el presupuesto y precisamente por eso se creen con el derecho de dictar normas y funcionamiento y toda la dinámica de estos organismos”, aseguró.

Añadió que el Imperio, además, sigue manteniendo la Doctrina Monroe, como su filosofía y su estrategia para América Latina y El Caribe, que se sintetiza en aquella frase: “América para los Americanos”.

“Era el control, precisamente, acompañado de un concepto que para nosotros no puede ser aceptable de decir que América Latina es el patio trasero de los Estados Unidos. Conceptos, principios y valores que los hemos rechazados enérgicamente, es inaceptable y no podemos admitirlo”, refirió el diplomático nicaragüense.

“Actúan como lo que son, el imperio, por consiguiente, dictan las normas, señalan sus líneas, pero no las cumplen, no suscriben esos documentos para no sentirse obligados o que alguien les diga estás obligado a cumplir esos derechos y esas obligaciones”, añadió.

Dijo que ese comportamiento es visible en el caso de Libia e Irak. “Se dijo que habían más de mil mentiras para justificar una intervención injustificable. Siria. Son casos realmente que vos ves, ¿qué pasa? Intervenciones, injerencias, invasiones, destruir países, que además que estaban avanzados, que tenían progreso, que tenían mucho desarrollo económico y muchas condiciones mejores que en muchos de los países desarrollados”, resaltó.

“Sin embargo lo que hacen es invadir, destruir, matar miles de miles de personas han muerto, des‑cohesionar las sociedades, países que antes tenían un buen desarrollo, hoy realmente pasan por una situación de países realmente semidestruidos, destruidos, y en situaciones difíciles para su población, con migraciones, en el caso de Siria y otros países, que realmente son un fenómeno lamentable para toda su población”, destacó.

“En los organismos internacionales, se señala, se dice, se denuncia, eso no es posible. Ni es correcto, ni es posible que quieran hacer eso y vengan y quieran dar lecciones sobre derechos humanos”, dijo el canciller Moncada.

Promotores de violencia

Recordó que a una de esas “promotoras” de derechos humanos le preguntaron cuándo iban a presentar el listado de los “desaparecidos, y ella dijo que estaban investigando y que después lo presentarían. Nunca lo presentaron”.

“Usan mentiras en ámbitos sensibles para los nicaragüenses y para otros países también, porque todo lo que implica violación de derechos humanos es muy sensible, entre ellos, los desaparecidos, por los efectos que tiene digamos en términos familiares, humanos, sociales; falsedades que cuando se hace la pregunta concreta no son capaces de decir un nombre”, dijo el diplomático.

“Cuando al presidente le comunicó Monseñor (Silvio Báez) que habían torturado, entonces el presidente le dijo, nosotros no aplicamos ese tipo de política, para nosotros es indignante, pero páseme la lista de las personas que usted dice que están siendo torturadas e investigaremos. Nunca pasó la lista, por supuesto, porque es mentira el hecho de las torturas”, recalcó el canciller.