Centenares de familias se dieron cita este domingo en el Puerto Salvador Allende, donde la mayor cantidad de visitantes se concentraron en la cuarta etapa y en el barco Momotombito que transportó por las aguas del lago Xolotlán a una gran cantidad de personas.

Lo que podría calificarse como una especie de “calentamiento” de cara a las fiestas principales del mes de diciembre, fue lo que se produjo en ese centro turístico donde llegaron muchas familias del interior del país para deleitarse con sus hijos y demás familiares.

En la parte que se construyó sobre las aguas junto a un muro conversaba con unos amigos el ingeniero agrónomo Rolando José Cisneros quien llegó desde la ciudad El Rama para traer a la capital a divertirse a dos hijas (una que salió del preescolar y otra de quinto año de secundaria) y “veo que esto está muy bonito”.

Dijo que el Puerto Salvador Allende “es una maravilla de Nicaragua, nuestro país es muy lindo y no hay que envidiarle nada a ningún otro país, aquí todo es bonito hasta la comida y creo que nosotros los nicaragüenses que somos muy trabajadores vamos a salir adelante y siento que Dios nos va a ayudar a salir adelante”.

La señora Joelis López se mostró maravillada por los cambios que encontró en la cuarta etapa del puerto turístico y agregó que el ambiente y las condiciones de ese lugar son perfectas “para venir a disfrutarla con los hijos, nos encanta porque aquí uno puede estar en familia”.

La señora Sofía Fonseca quien reside en las inmediaciones de la iglesia de Santa Ana también mostró sorprendida de ver la belleza que tiene la cuarta etapa del Puerto Salvador Allende. “Está muy bonito y pareciera que estamos en otro país y hoy está bien concurrido por la gente”, dijo.

Doña Sofia invitó no sólo a los nicaragüenses a que lleguen a conocer la nueva etapa del puerto turístico “sino también a los extranjeros que nos visitan para que vean que tenemos un país muy bello y busquemos cómo protegerlo para que no nos lo destruya nadie”.

Carlos Ismael el niño que acompañaba a doña Sofía también se mostró sorprendido por la belleza del lugar y agregó “el que quiera verlo que venga y el que no, que se quede en su casa”.

Heydi Polanco propietaria del quiosco La Calaca en la Cruz del Espigón, dijo que ella oferta comida mexicana por lo que invitó a las familias que visiten la nueva etapa del centro para que disfruten tanto el ambiente al aire libre y de la gastronomía en la que se especializa.

En ese quiosco se encontraba saboreando unos chilaquiles doña Aurora Rayo quien dijo que la ampliación del puerto turístico está muy bonita y “la verdad es que eso les duele a muchos a los golpistas estos proyectos del gobierno”.

“Yo considero que no es necesario salir de Managua para divertirse, en la capital hay mucho turismo y ver los grandes proyectos que el gobierno ha hecho y los que faltan”, añadió.

Don Félix Baltodano también coincidió con otros capitalinos de que la cuarta etapa del centro está muy bonita y atractiva, aunque en materia de gastronomía le encantó uno de los primeros quioscos que se llama el “Coco loco”.

Dijo que los capitalinos y visitantes del interior del país llegaron al sitio a disfrutar en familia y “yo también ando con toda mi gente”.

César Acosta quien disfrutaba con su familia en una de las chozas que abundan en la cuarta etapa del centro, calificó el lugar como “paradisíaco”, porque “en muy pocos países hay bellezas como las que tenemos nosotros y por eso invito a la gente que visiten ese centro turístico".

Feria en la Plaza de Colores

En la Plaza de Colores, ubicada al este de la cuarta etapa se desarrolló una feria de artesanos y otros protagonistas que ofertaron diversos productos entre ellos, zapatos, trabajos decorativos y vinos.

Esta feria fue promovida por el Mefcca e incluyó la presentación de bailes culturales que le llevaron diversión a los asistentes al Puerto Salvador Allende.

La protagonista Pilar del Socorro Montenegro, dijo que el vino que ella produce es una bebida que acostumbran a consumir las familias sobre todo en la noche buena.

Ella produce 7 tipos de sabores en vino entre ellos el de coyolito, Jamaica, toronja, así como las combinaciones de Jamaica con toronja, Jamaica con melocotón, también una exótica combinación de carambola con toronja, entre otros.

Los vinos los produce en las Jagüitas del campo los Cocos 150 varas al este y los fines de semana se encuentra en el Parque Nacional Ferias.

Concierto de música navideña

En horas de la noche la Fundación Incanto llevó a cabo en la nueva etapa del Puerto Salvador Allende, en el Paseo de la Alegría, un concierto con música navideña que vino a sumarse a la distracción de los centenares de familias que visitaron ese punto del centro turístico capitalino.

El compañero Laureano Ortega Murillo, presidente de la fundación Incanto, dijo: “Esta noche es de bendiciones para nosotros en la fundación Incanto en poder presentar los resultados de un año de trabajo arduo de los alumnos de primer ingreso a la fundación”.

“Hoy se van a presentar alumnos destacados con voces solistas, van a estar interpretando temas navideños para el deleite de las familias nicaragüenses en este centro tan lindo que es el Puerto Salvador Allende”, añadió.

“Esta es una noche muy especial y de emoción para nosotros los que somos los que coordinamos y dirigimos la fundación, y a un año de trabajo vemos los resultados de estos jóvenes nicaragüenses”, agregó.

También señaló que próximamente se iniciarán los ingresos de nuevos solistas o coristas e invitó a los interesados presentarse a las oficinas de la Fundación Incanto en el Puerto Salvador Allende y ponerse en contacto con la compañera Elisa Picado.

Los que se divirtieron en el Xolotlán

Otra cantidad de familias que se divirtieron fueron los que abordaron el barco Momotombito que habilitó la Empresa Portuaria Nacional (EPN) con la finalidad de llevarle más distracción y esparcimiento a las familias.

En uno de los tantos viajes que hizo, varios pasajeros comentaron sobre la diversión que por una hora tuvieron en las aguas el lago de Managua.

Doña Anasha dijo que se divirtió y agregó que la EPN está brindándole un buen servicio a las familias. Ella vive en Managua e hizo el paseo en el Momotombito con una sobrina que reside en Nueva York quien anda pasando vacaciones en su país natal.

Daniel Bárcenas quien hacía fila para abordar la nave, dijo que “gracias al gobierno que tenemos ahora gozamos de esta diversión y es primera vez que voy a recorrer el lago de Managua".

 

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende

allende