La Policía Nacional dio a conocer avances en las investigaciones en caso de lesiones ocasionados por Elis Gonn en perjuicio del Presbítero Mario de Jesús Guevara Cerda el 5 de diciembre, en horas de la tarde en la Catedral Metropolitana de Managua.

El Comisionado General Jaime Vanegas, inspector general de la Policía, expresó que la institución tuvo conocimiento de los hechos por medio de llamadas telefónicas al centro de emergencia 118 del ciudadano identificado como Rafael Pineda Valle.

Señaló que una vez realizada las diligencias investigaciones se logró comprobar que Gonn ingresó a Nicaragua el 17 de septiembre con su hija de 2 años Viera María Dolores Gonn, procedente de Honduras por el puesto fronterizo de El Espino.

“Alquilaba cuarto en casa #9 en reparto Los Robles contiguo al gimnasio Coliseo, kilómetro 4 carretera a Masaya, deambulaba por las calles de Managua con su hija, alimentándose únicamente con caramelos”, dijo Vanegas.

Señaló que la mujer llegó al templo de la Catedral Metropolitana de Managua cuando se realizaban sesiones de oración y exorcismo en casos de posesión diabólica, roció con ácido sulfúrico al Presbítero Mario de Jesús Guevara Cerda, vicario de la Catedral, mientras confesaba a feligreses, ocasionándoles quemaduras en su cara y cuerpo.

“La Policía Nacional con autorización de la hermana religiosa Sor Arelis Guzmán, ingresó al recinto de la Catedral encontrando a la ciudadana Elis Gonn en trance, mientras el Presbítero Rodolfo López, le practicaba exorcismo”, expresó el inspector general.

A Elis se le procedió a detener y se le trasladó a las celdas preventivas de Auxilio Judicial. En la escena del lugar se ocupó recipiente con líquido, cuyo peritaje criminalístico dio positivo a ácido sulfúrico.

En la entrevista realizada a la detenida, ella reconoce haber ocasionado lesiones al Presbítero con la sustancia líquida, “porque el diablo le ordenó matar a alguien de lo contrario el diablo le quitaría la vida a ella”.

Asimismo, la mujer refiere que tiene condición de refugiada en Italia, por ser perseguida en su país de origen por su condición de ser lesbiana y pertenecer a movimientos feministas. “Dice ser enemiga de los hombres, a los que odia. Su hija fue concebida por inseminación artificial”.

La niña Viera María fue entregada al Ministerio de la Familia y se encuentra bajo custodia en un Centro Infantil Especializado en Managua.

A continuación la nota de prensa emitida por la Policía Nacional

NOTA

NOTA