La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, condenó enfáticamente la agresión sufrida por un sacerdote en la Catedral de Managua, el pasado miércoles.

Queremos “referirnos al lamentable incidente ayer por la tarde en la Catedral, un incidente que condenamos enfáticamente. Un incidente que está siendo investigado por la Policía Nacional. Ayer presentó su primera nota y nos imaginamos que estará presentando otro informe en las próximas horas y queremos ser enfáticos en nuestra condena frente a algo inusitado en nuestro país”, dijo la compañera Rosario Murillo.

La vicepresidenta agregó que nunca “hemos visto ese tipo de acciones que vayan contra otras personas, no hemos visto ese tipo de ataques y más en una iglesia en nuestro país, y no corresponde ni con nuestras culturas ni con nuestras costumbres”.

“La investigación la están realizando las autoridades competentes como ha dicho también el comunicado de la Arquidiócesis y esperamos estén brindando sus informes continuamente en la medida en que van avanzando las investigaciones”, comentó.

“Pero sí queremos dejar claro que condenamos enfáticamente como hemos condenado siempre cualquier forma de violencia y como hemos procurado siempre y procuramos todos los días relaciones armoniosas entre los seres humanos. Y este hecho ocurrido en una iglesia a nosotros nos llama a la reflexión y por supuesto a la condena, condenable el hecho”, aseguró.