Este martes inició el proceso penal contra José Lázaro García López, Ruth Esther Matute Valdivia, Danny de Ángeles García González y Hugo Ramón Aristas López, los tres primeros por la fabricación ilícita de explosivos y el último involucrado por abastecerlos.

El libelo acusatorio señala que Hugo Ramón Aristas López, se hacía valer de puntos ciegos entre Nindirí y Masaya, para entregar a Danny García las sustancias necesarias para la fabricación de los explosivos.

El 20 de octubre, la Policía Nacional realizó un allanamiento de bienes en la casa de Artistas en Nindirí, momento durante el cual también fue detenido.

Tras las averiguaciones surgidas tras las detonaciones de bombas el Barrio San Miguel de la ciudad de Masaya, se allanó la vivienda de García López y la de García González y Matute, divididas únicamente por una pared.

Durante el operativo fue ocupado un teléfono celular contiendo conversaciones con Aristas López, unos sacos macen con 6 libras de aluminio, treinta metros de mecha y quince libras de clorato, todos utilizados para fabricar las bombas detonadas en San Miguel.

En la habitación de García López también se encontró una caja con 24 gruesas de cuetillos, tres docenas de bombillas, dos docenas de cohetes y cuatro cajas de mechas.

Los delitos por los que se le acusa a todos en conjunto es el de conspiración del delito de terrorismo. A García y González y García López, también se les señala por fabricación, tráfico, tenencia y uso de armas restringidas, sustancias o artefactos explosivos.

FABRICA1

FABRICA1

FABRICA1

FABRICA1

FABRICA1

FABRICA1