La Policía Nacional llevó a cabo la graduación de 22 policías y canes, que culminaron el curso en técnica canina, para ser parte del contingente de salvaguarda de la vida, búsqueda de la delincuencia común y el crimen organizado. 

El comisionado General, Justo Pastor Urbina, dio lectura al informe académico, destacando que el curso fue dedicado al oficial Faber Antonio López, de la Dirección de Tropas Especiales, que falleció en manos de delincuentes que intentaron dar un golpe de estado al gobierno de Nicaragua.

En el Curso de Especialización de Formación de Unidades Cinófilas, destacó con el primer expediente el policía Carlos Mauricio Suarez; segundo expediente Francisco Arauz Zeledón y tercer expediente Kenneth Espinoza Reyes.

"Le damos gracias a Dios, a nuestras familias y a los instrumentos por su respeto y enseñanza. Hoy culminamos una meta más en nuestras vidas con una de las profesiones más nobles como ser guía canino para combatir el crimen", manifestó el primer expediente.

Durante el acto realizado en el complejo de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP), recordaron a los compañeros que perdieron la vida en defensa de la patria.

El Comisionado general, Jaime Vanegas Vegas, indicó: "Estamos graduando nuevos guías caninos y nuevos canes para combatir la delincuencia. Tenemos el compromiso de perseguir y combatir al crimen organizado y la delincuencia común para garantizar la seguridad de las familias nicaragüenses".

"La Policía Nacional no es ninguna amenaza. Nos acusan y calumnian de crímenes que no hemos cometido. Estamos más unidos, más fuertes y con más esperanza de que vamos a salir adelante, trabajando con el plan de seguridad especial para defender la paz y la seguridad ciudadana en estas celebraciones y garantizando que nuestro pueblo realice sus actividades con toda seguridad", concluyó.