Los diputados de la Asamblea Nacional, respondiendo a una solicitud del Ministerio de Gobernación, canceló la personalidad jurídica al organismo pro abortista Centro de Información y Servicios en Asesoría en la Salud (Cisas).

La solicitud de cancelación fue enviada por el Director del Departamento de Registro y Control de Asociaciones del Ministerio de Gobernación, Gustavo Sirias Quiroz, al Presidente de la Asamblea Nacional, a través de la Comisión de Gobernación, Paz, Defensa y Derechos Humanos, coordinada por diputado Filiberto Rodríguez.

El fundamento legal para la cancelación, obedece a que CISAS desvirtuó el objetivo de trabajo por el cual se le había aprobado la personalidad jurídica en marzo de 1990, que es orientar el desarrollo de la educación popular en la estrategia de atención primera en salud y organizar eventos de capacitación de medicina preventiva.

De acuerdo a la solicitud, Cisas y sus integrantes desnaturalizaron su trabajo y se dedicaron a realizar actividades "no previstas en sus fines y objetivos para lo cual se constituyó ese organismo con Personalidad Jurídica sin fines de lucro".

Agrega "usaron la Personalidad Jurídica como un esquema organizativo para gestionar, recibir, canalizar y facilitar fondos para alterar el orden público y realizar actos desestabilizadores en el país".

Ante esto se establece que Cisas ha actuado en contra de ley expresa, violentando con sus acciones lo establecido en el artículo 24 literal a), b), c) y d) de la ley 147 Ley General sobre Personas Jurídicas sin fines de lucro, aprobada el 19 de marzo de 1992. 

Drenó recursos para actividades golpistas

El artículo mencionado refiere que la personería jurídica de las asociaciones, fundaciones, federaciones y confederaciones, podrán ser canceladas mediante el mismo procedimiento de su otorgamiento, en los siguientes casos; a) cuando fuere utilizada para actos ilícitos o b) cuando es utilizada para violentar el orden público y c) al ser utilizados para actividades que no corresponden a los fines para los cuales fueron constituidas.

“Así como lo hace Cisas hay otras organizaciones que no cumplen con lo que dice la ley y violan sus objetivos y estatutos, por tanto es obligación del Ministerio de Gobernación, velar por el cumplimiento de la ley. En el caso de Cisas estaba violentando sus estatutos y estaba haciendo actividades que no se correspondían con su naturaleza que es inminentemente social, médica y de apoyo a la comunidad y estuvieron dedicándose a actividades políticas”, reflexionó el legislador Wilfredo Navarro al argumentar la decisión de cancelación.

Añadió que Cisas captó y transfirió dinero para financiar actividades ilícitas castigadas por el Código Penal. 

“No se puede permitir que una organización con un servicio claro y de función hacia la comunidad, se dedique a actividades extremistas y de promoción al terrorismo”, dijo Navarro.